El G-20 y Donald Trump

Trump en el G-20. / Afp

Uno de los puntos importantes de la reunión es el cara a cara entre el presidente de EE UU y Vladimir Putin, el primero entre los dos líderes con muchos reproches e intereses cruzados encima de la mesa

JAVIER FERNÁNDEZ ARRIBAS

Las posiciones del presidente de los Estados Unidos en asuntos tan delicados para los intereses internacionales como el libre comercio frente al proteccionismo que él propugna o la lucha contra el cambio climático tras la retirada norteamericana de los acuerdos de París centran el interés de un G-20 donde todos se enfrentan a Trump, pero también todos se enfrentan entre todos.

La lucha contra el terrorismo tampoco va a concitar la unidad de acción general que se precisa para liquidar a los terroristas del Daesh en Irak y Siria. La cumbre de Hamburgo, preparada con especial dedicación por la canciller Angela Merkel, con elecciones en septiembre, puede reducirse, por un lado, a las manifestaciones de protesta y los disturbios de grupos organizados por la calles de Hamburgo y al cara a cara entre Donald Trump y Vladimir Putin, el primer encuentro entre los dos líderes con muchos reproches e intereses cruzados encima de la mesa.

En este escenario internacional, la toma de decisiones conjuntas para solucionar los problemas ha dejado paso a la pugna nacionalista por defender a ultranza los intereses individuales y demostrar quien es más fuerte y gana más. El resultado es que todos perdemos.

Fotos

Vídeos