Diario Vasco

Una mujer china mata a sus cuatro hijos y se suicida tras perder la ayuda social

  • El drama origina un fuerte debate en redes sociales tras apuntar allegados a la familia que se les retiró la renta al no acceder a sobornar a las autoridades

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Una mujer china de 28 años, a la que la seguridad social había retirado las ayudas tiempo atrás, ha matado a hachazos a sus cuatro hijos y se ha suicidado, según han confirmado las autoridades locales. El suceso ha desencadenado un fuerte debate en las redes sociales sobre pobreza y corrupción.

Yang Gailan mató a sus cuatro hijos, de entre 3 y 6 años, el 26 de agosto pasado en la aldea de Agushan, en la provincia del Gansu, para luego suicidarse ingiriendo el contenido de un frasco de pesticida, según confirmó la semana pasada la Policía del condado de Kangle. Su marido, un agricultor de 31 años, tomó igualmente la decisión de suicidarse apenas una semana después de enterrar a su esposa e hijos.

Las autoridades del condado han abierto una investigación sobre este drama, precisando que la ayuda social a esta familia fue suprimida en 2014, después de que su hogar recibiera anualmente unos 5.200 yuanes (menos de 700 euros), una cifra que supone más del doble de lo que se considera el umbral de pobreza. Unos 70 millones de chinos vivían en 2014 por debajo del umbral de la pobreza, estimado en 2.300 yuanes anuales en las zonas rurales, según la Oficina Nacional de Estadísticas.

El drama ha generado una fuerte conmoción en las redes sociales chinas. "Vivimos en una sociedad brutal que devora a sus hijos", ha apuntado un internauta en la red Weibo. Según han denunciado allegados de la familia al diario Global Times, la ayuda social fue retirada por no haber accedido a sobornar a los responsables locales.

Temas