Diario Vasco

Muere en Bolivia una mujer atada a un árbol plagado de hormigas

Una hormiga en el desierto de Túnez.
Una hormiga en el desierto de Túnez. / EFE
  • La víctima fue rociada con gasolina junto a sus dos hijos como castigo por un supuesto robo

Una mujer acusada de robo que había sido atada por una turba a un árbol plagado de hormigas, murió a causa de las picaduras, en un nuevo caso de linchamiento en un área rural de Bolivia, informó este miércoles la abogada de la familia. Junto a ella dos de sus hijos sufrieron el mismo padecimiento durante varias horas, hasta que fueron socorridos por la policía, pero la mujer falleció camino al hospital.

"La madre tuvo un desenlace fatal, murió por bronco aspiración, es probable que las hormigas le hayan picado la tráquea, lo que le causó una inflamación y ya no pudo respirar", señaló la abogada Roxana Bustillos, citada por el portal de noticias Urgente.bo.

La madre y sus dos hijos fueron atados a un árbol, nido de hormigas, conocido como Palo Santo, en el poblado de Caranavi, en la región de Yungas al norte de La Paz, tras ser acusados de ser ladrones de automóviles, según informó por separado el jefe regional de la Policía, Gunter Agudo. A los tres les fueron vendados los ojos e incluso hubo intención de quemarlos, pues les rociaron con gasolina, según imágenes de la televisión, aunque la Policía llegó al lugar en una zona boscosa, para rescatarlos.

Empero, la mujer murió camino al hospital. La "señora entró en shock dos veces", aseguró la abogada que pidió a la policía y la fiscalía una investigación.

Un informe del Ministerio de Justicia estableció que en 2013 se registraron 79 linchamientos o la muerte de presuntos delincuentes en manos de la justicia civil y sumaria. La Defensoría del Pueblo estableció que en Bolivia se registran los índices más altos de linchamientos en Latinoamérica, después de Guatemala.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate