Diario Vasco

Detienen a 12 militares en Guatemala por asesinar a golpes a un joven

Militares guatemaltecos
Militares guatemaltecos / EFE
  • La operación se ha llevado a cabo en tres zonas diferentes de país y pondrá a los soldados a disposición judicial acusados de asesinato extrajudicial

La policía de Guatemala ha detenido este domingo a doce soldados guatemaltecos vinculados a la muerte extrajudicial de un hombre durante una patrulla de vigilancia en 2015, según ha informado el portavoz de la institución, Jorge Aguilar.

El portavoz policial ha explicado a los periodistas que, el pasado 24 de diciembre, los miembros del Ejército de Guatemala dieron una paliza a varias personas durante un operativo de seguridad en un barrio popular del municipio de Mixco, situado al oeste con la capital.

Según Aguilar, los soldados vapulearon y golpearon con sus armas a estas personas, que fumaban marihuana en la calle, pero "principalmente agreden de forma brutal" a un hombre identificado como Héctor Contreras, de 25 años.

La víctima acudió a un hospital para ser atendida pero al regresar a su vivienda murió "debido a los múltiples golpes ocasionados" por los efectivos militares, ha agregado el portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC).

El portavoz había informado previamente de que diez militares, de los trece involucrados, habían sido arrestados durante varios operativos en los departamentos de Guatemala (centro), Petén (norte) y Jutiapa (este. Poco después, dio a conocer que otros dos fueron detenidos, mientras la captura de uno más esta pendiente.

En agosto del año pasado, las fuerzas de seguridad detuvieron a cinco soldados vinculados en una brutal golpiza contra un adolescente y un adulto en un poblado indígena que fue registrada en un video difundido en redes sociales.

La acción fue criticada por usuarios y organizaciones de derechos humanos pero otros grupos defendieron la actitud de los militares al señalar que esa violencia es la solución para enfrentar la ola criminal que azota al país.

En Guatemala, brigadas de seguridad ciudadana del Ejército colaboran desde hace década y media con la PNC en patrullajes contra la violencia criminal, que deja unos 6.000 muertos al año, provocada principalmente por las temidas pandillas y el narcotráfico.

La participación de los militares en la seguridad pública también ha sido rechazada por algunos sectores debido a la responsabilidad de la institución castrense en cientos de masacres en comunidades indígenas y otros crímenes durante la guerra civil, que entre 1960 y 1996 dejó 200.000 muertos o desaparecidos, según un informe de la ONU.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate