Diario Vasco
José María Aznar.
José María Aznar. / Javier Soriano (Afp)

Aznar y otros 26 expresidentes denuncian el deterioro de los derechos humanos en Venezuela

  • La firma de la denominada Declaración de Caracas se produce después de que las autoridades negaran a los exmandatarios de Colombia Andrés Pastrana y de Bolivia Jorge Quiroga la posibilidad de visitar a los presos políticos Leopoldo López y Daniel Ceballos

El expresidente del Gobierno José María Aznar, junto a numerosos exjefes de Estado latinoamericanos que firmaron la reciente Declaración de Panamá, se han unido de nuevo en la denuncia del "agravamiento" de la situación política, social y económica de Venezuela, según ha informado la Fundación FAES.

La firma de la denominada Declaración de Caracas se produce después de que las autoridades venezolanas negaran a los expresidentes de Colombia Andrés Pastrana y de Bolivia Jorge Quiroga la posibilidad de visitar a los presos políticos en Venezuela, en concreto a Leopoldo López y Daniel Ceballos.

De momento 27 expresidentes se han adherido a la Declaración de Caracas, en la que alertan del "imparable deterioro" de las garantías democráticas y los derechos humanos en Venezuela. Los firmantes denuncian además, según el comunicado de FAES, la "persecución de la prensa independiente, el progresivo condicionamiento de las elecciones parlamentarias y la crisis humanitaria que sufre Venezuela".

"Creación de un clima de diálogo y paz"

Reiteran así su llamamiento a que la comunidad internacional se mantenga "vigilante" ante el empeoramiento de la situación. En este sentido, los expresidentes latinoamericanos demandan "la revocatoria de las medidas de persecución judicial contra la prensa independiente; el cese de las persecuciones y la libertad de los presos políticos y el respeto de sus dignidades humanas".

También reclaman "la realización de elecciones justas y transparentes bajo un poder electoral imparcial y una observación internacional calificada, oportuna e independiente", así como medidas económicas que permitan el cese inmediato de las "humillantes medidas de racionamiento y de control político a que está sometida la población para acceder a los alimentos y medicinas básicas".

Con esta declaración, los expresidentes instan además a las autoridades venezolanas "a la creación de un clima de diálogo y paz que revierta las nocivas tendencias que se aprecian y que afectan a los venezolanos en sus libertades y derechos fundamentales".

Los 27 firmantes están agrupados en la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), un foro internacional no gubernamental integrado por académicos, editores y ex altos cargos de Estado.