Diario Vasco

El presidente tunecino encarga formar gobierno al economista Habib Esid

El presidente tunecino, Beyi Caid Esebsi (d), estrecha la mano a Habib Esid.
El presidente tunecino, Beyi Caid Esebsi (d), estrecha la mano a Habib Esid. / Efe
  • Exministro de Ben Ali, Esid tiene un mes para presentar ante el Parlamento su equipo gubernamental, un gabinete que se anuncia de carácter "laico"

El economista y político Habib Esid ha recibido el encargo de formar el próximo Gobierno en Túnez, un gabinete que se anuncia de carácter "laico" y que aclara el horizonte político en el país.

Habib Esid, de 65 años, fue convocado al Palacio Presidencial de Cartago por el jefe de Estado, Beyi Caid Essebsi, quien por su parte fue investido el pasado 31 de diciembre. "He tenido el honor de ser recibido por el presidente de la República, que me ha encargado la formación del Gobierno de la Segunda República", dijo Esid tras el acto.

Esid tiene ahora un mes para presentar ante el Parlamento su equipo gubernamental, y en caso de fracasar, puede volver a intentarlo en una sola ocasión.

Tras una larga transición política de casi cuatro años, los tiempos parecen acelerarse en Túnez, ya que Essebsi fue investido hace solo cuatro días e inmediatamente se encargó de la formación del Gobierno.

El nombre de Esid se había filtrado previamente por parte del presidente de Nidá Tunis, Mohamed Ennaceur, el partido mayoritario en el Parlamento y, como tal, el que ha propuesto la candidatura de Esid al jefe de Estado. Ennaceur especificó que la figura de Esid es fruto de consenso tras las consultas efectuadas dentro de Nidá Tunis y también con otras fuerzas laicas, como la Unión Patriótica Libre, Al Mubadara o Afak Tunis, según la televisión estatal.

Hacia un gabinete laico

El dirigente político no citó entre ellas a Al Nahda, el movimiento islamista que fue el segundo más votado en las elecciones de octubre y que ha pilotado la transición política en Túnez desde la caída del régimen de Ben Ali en 2011, como tampoco citó al izquierdista Frente Popular.

Las declaraciones de Ennaceur hacen pensar que la formación del Gobierno dirigido por Esid contará entonces con el apoyo de las fuerzas laicas, ya sea con algunas carteras o con apoyo externo parlamentario. Al Nahda, que durante los últimos meses multiplicó sus llamamientos a un Gobierno de unión nacional, ha quedado relegada a dirigir la oposición desde el Parlamento.

Según los analistas, esto tendrá la virtud de agilizar la toma de decisiones (que se eternizan en caso de gobiernos de amplio espectro ideológico), pero al mismo tiempo hacen presagiar una polarización del país entre laicos en el poder e islamistas en la oposición.

De hecho, tras una transición protagonizada por los islamistas, la nueva Segunda República nacida de las instituciones creadas el año pasado va a estar dominada por los laicos, tanto en la jefatura de Estado como en el poder ejecutivo y el legislativo.

Ministro de Ben Ali

Habib Esid, nacido en 1949 en Susa y economista de formación, desarrolló su carrera principalmente en el Ministerio de Agricultura durante el régimen del depuesto dictador Zin al Abidín Ben Ali. A la caída de éste último, en el curso de la transición política en el país, fue nombrado ministro del Interior en 2011 y más tarde consejero del primer ministro, Hamid Yebali, encargado de asuntos de seguridad. Estos últimos cargos parecen haber pesado en su nombramiento dado que el orden público está entre las preocupaciones mayores de los tunecinos.

La participación de Esid en varios gobiernos de Ben Ali, aunque fuera en carteras técnicas, podría significar que se confirman los miedos de los islamistas y otros opositores a un regreso y hasta una "rehabilitación" de los hombres del antiguo régimen, un peligro del que Al Nahda ha estado advirtiendo durante los últimos meses. No es casual que entre los partidos elegidos para las consultas previas al nombramiento de Esid figuren formaciones con notorios benalistas, mientras que los más acérrimos opositores a la dictadura, ya sean por la derecha (Al Nahda) o la izquierda (Frente Popular) hayan quedado fuera de esas consultas.

Temas