Diario Vasco

Turquía mantiene en prisión preventiva a 32.000 acusados por el golpe de Estado fallido

Policías turcos detienen a un soldado tras el intento de golpe de Estado.
Policías turcos detienen a un soldado tras el intento de golpe de Estado. / Ozan Kose (Afp)
  • Ankara espera que EE UU responda dentro de uno o dos días a la solicitud de extradición del predicador Fethullah Gülen, al que Erdogan acusa de orquestar la asonada

Las autoridades judiciales de Turquía mantienen en prisión preventiva a 32.000 acusados por supuesta implicación en el fallido golpe militar de julio pasado, ha dicho hoy el ministro de Justicia turco, Bekir Bozdag.

"Se han iniciado procedimientos contra unas 70.000 personas. De estas, unas 32.000 están en prisión preventiva, con el proceso en marcha", ha señalado Bozdag en una entrevista en la cadena NTV.

El ministro ha recordado que este número irá variando porque, por una parte, puede haber nuevos detenidos que pasen a prisión preventiva, y por otra, los ya detenidos se someten a periódicos controles judiciales durante los que el juzgado puede decretar su puesta en libertad provisional. Bozdag ha subrayado que no se sabe aún cuántos de estos acusados entre rejas ahora serán finalmente hallados culpables y sentenciados.

El titular de Justicia ha asegurado que desde el primer día se habían tomado "medidas cautelares" para evitar fugas de los detenidos, como la suspensión del servicio de 1.500 funcionarios de prisiones por sospecha de que podrían tener vínculos con la cofradía del predicador exiliado Fethullah Gülen, al que Ankara acusa de instigar el golpe. "Incluso hemos tomado medidas contra eventuales ataques de aviones y helicópteros. Por ahora no se da permiso de sobrevolar Sincan y Silivri", ha señalado Bozdag, en referencia a los municipios de Ankara y Estambul en los que se ubican las cárceles más importantes del país. "Allí hemos colocado defensas antiaéreas", ha agregado el ministro.

Extradición de Gülen

Por otro lado, Bozdag ha vaticinado que EE UU responderá dentro de uno o dos días a la solicitud turca de extradición del predicador Fethullah Gülen, residente en una localidad del estado de Pensilvania.

"Durante una entrevista con el vicepresidente de Estados Unidos (Joe Biden), éste me dijo que habían empezado a llegar pruebas sólidas respecto a una implicación en el golpe. Cuando las hayan evaluado, dentro de uno o dos días, nos transmitirán el resultado", ha afirmado.

El ministro ha recalcado que según el artículo 9 del tratado de extradición entre ambos países, EE UU está obligado a detener a Gülen, y que después Turquía puede enviar documentos adicionales que justifiquen su solicitud. "Ahora hay pruebas de que el golpe se hizo por orden de Gülen. Ya antes hemos realizado una solicitud de detención urgente y extradición por cuatro delitos", ha enfatizado.

El Gobierno norteamericano criticó el mes pasado que los primeros papeles enviados por Ankara no constituían una solicitud formal y que los delitos mencionados no tenían relación con el fallido golpe de Estado de julio, pero confirmó que después recibió otra remesa de documentos. Durante la visita de Biden a Turquía a finales de agosto, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, le afeó ante las cámaras la falta de voluntad política para extraditar a Gülen, suscitando una airada respuesta de Biden, quien recordó que se trata de un proceso puramente judicial, con garantías procesales, en el que el Gobierno no puede intervenir de manera alguna.