Energía sobre la marcha

Corea del Sur lanza una pequeña red de carreteras que proporcionan energía inalámbrica a los autobuses eléctricos que circulan sobre ella

INNOVA+
Energía sobre la marcha

La ciudad de Gumi, en Corea del Sur, ha inaugurado la primera red de carreteras operativa capaz de recargar vehículos eléctricos que circulan sobre ella. De momento solo funciona con dos autobuses, y a lo largo de 25 kilómetros, pero esperan ampliar ambas cifras durante los próximos tres años.

El proyecto lo ha desarrollado el Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología Coreano (KAIST). Según aseguraban sus investigadores, uno de los principales frenos para la adopción masiva de los vehículos eléctricos está en las baterías. En su autonomía, su peso, y su recarga. Su propuesta de transporte elimina estos problemas al integrar la fuente de energía en la vía de circulación.

Con esta tecnología la autonomía está limitada por las carreteras, y no por el vehículo, el consumo energético es menor, y además no hace falta enchufar el coche o el autobús a ninguna parte, lo que elimina las demoras por recarga.

El sistema funciona por inducción electromagnética. Una serie de cables enterrados bajo los 25 kilómetros de carretera generan un campo magnético que los autobuses pueden aprovechar para recargar sus baterías sobre la marcha. Gracias a esta tecnología no son necesarios acumuladores tan grandes, ni tan pesados, lo que ayuda a mantener un consumo energético reducido.

Según los propios creadores de estos autobuses que se han denominado OLEV y del sistema de recarga por inducción denominado SMFIR, solo es necesario introducir este cableado en entre un 5 y un 15 por ciento de los tramos de carretera para funcionar, lo que reduce los costes de actualizar las infraestructuras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos