Nuevos ascensores permiten construir rascacielos de más de 1km de altura

Una tecnología desarrollada en Finlandia permite sustituir los cables de acero por otros de fibra de carbono, más ligeros, y listos para las próximas generaciones de edificios

B.RMADRID
Los ascensores del Burj Khalifa suben 504 metros y son los más largos del mundo. Mark Knobil/
Los ascensores del Burj Khalifa suben 504 metros y son los más largos del mundo. Mark Knobil

Una nueva tecnología de ascensores promete ayudar a construir edificios que superen los mil metros de altura. UltraRope reemplaza los habituales cables de acero por otros hechos con un núcleo de fibra de carbono y un recubrimiento de alta fricción. Así consiguen reducir el peso de la infraestructura, y llegar más alto.

La compañía finlandesa Kone ha desarrollado esta tecnología con vistas al futuro de los grandes edificios. Según explican, los ascensores del que hoy es el rascacielos más alto del planeta el Burj Khalifa, en Dubai están en el límite de lo que se puede conseguir con los métodos convencionales. Aunque del suelo a la punta tiene casi 830 metros, sus elevadores más capaces suben 504 metros.

UltraRope, aseguran, puede multiplicar por dos esta distancia hasta los 1.000 metros y a la vez reducir costes de operación y consumo energético gracias a la reducción en el peso de las partes móviles. «A más altura, más diferencia», asegura la compañía. Para un edificio de 800 metros, afirman, la tecnología de cables de acero requiere más de 100 toneladas de peso en partes móviles, mientras que la suya no llegaría a las 14 toneladas. El ahorro de energía puede llegar, dicen, hasta un 45 por ciento.

Según sus creadores, sus cables de fibra de carbono tienen una vida útil dos veces mayor que su equivalente en acero. Además, afirman, permite la construcción de ascensores menos sensibles al bamboleo de los edificios en condiciones de mucho viento, que en otras ocasiones pueden impedir su funcionamiento normal.

Ya hay propuestos varios edificios destinados a superar la altura del Burj Khalifa. La nueva meta es vencer la barrera de los 1.000 metros, y ya pujan por ella China, Arabia Saudí y Kuwait, que asegura que tendrá su Burj Mubarak al-Kabir listo antes de 2026. Además de otros muchos retos como soportar los fuertes vientos que se desatan a tanta distancia del suelo, la tecnología de los ascensores puede determinar la viabilidad de estos proyectos, y los que están por llegar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos