Un dirigible gigante está a punto de despegar

Está diseñado para transportar 500 toneladas hasta la otra punta del mundo. Una tecnología que casi murió en el siglo XX puede cambiar el transporte aéreo de mercancías de mañana

INNOVA+
Un dirigible gigante está a punto de despegar

Un empresario ucraniano quiere revolucionar el transporte aéreo de mercancías. Ya tiene casi listo el prototipo de una aeronave inspirada en los dirigibles, pero actualizada con tecnología del siglo XXI. Su intención a largo plazo es conseguir un híbrido entre zepelín y avión que sea capaz de transportar 500 toneladas a 20.000 kilómetros de distancia. Es decir, unir dos puntos cualesquiera del planeta. El proyecto recibió financiación de DARPA, la agencia de proyectos avanzados del Pentágono.

El prototipo, denominado Pelícano, ya ha pasado la primera de las cuatro pruebas que le exigía el contrato con el Departamento de Defensa de EE.UU. Tenía que demostrar capacidad para maniobrar en tierra firme sin ayuda externa. Durante la próxima semana realizarán las pruebas en el aire que, si son satisfactorias, darán un espaldarazo a la viabilidad del proyecto. Estas incluyen el despegue vertical, la capacidad de depositar una carga en el suelo sin necesidad de utilizar lastres y pruebas sobre la solidez de la estructura.

Pelícano mide 70 metros de largo y pesa 16 toneladas. Mediante un sistema de cámaras de helio comprimido y compartimentos presurizables puede modificar su peso relativo y con él, su flotabilidad. Según explicó Igor Pasternak, CEO de la compañía que desarrolla la aeronave, a la revista Popular Science, su híbrido entre avión y dirigible resuelve problemas de más de un siglo de antigüedad. No necesita lastres, y es totalmente maniobrable sin ayuda externa.

Las pruebas se están llevando a cabo con un prototipo mucho más pequeño de lo que aspira a construir Aeros. El Aeroscraft el nombre del modelo podría alcanzar un tamaño muy superior, al menos dos veces más largo.

Carguero aéreo

La idea original tras este concepto es desarrollar una nueva industria del transporte aéreo. Aunque originalmente se desarrolló bajo parámetros militares, ahora parece más probable que pueda servir a empresas de transporte de mercancías. La mayor parte de este negocio se hace a través de grandes cargueros en el mar, o por carretera, y exigen elegir entre rapidez o capacidad. Aeroscraft puede alcanzar los 200 kilómetros por hora, puede viajar en línea recta y transportar cargas superiores a las de cualquier camión.

Pasternak ha explicado que espera que las pruebas siguientes le permitan obtener financiación extra para poder desarrollar completamente el producto. Puesto que su empresa es el mayor fabricante de dirigibles del mundo, parece el candidato idóneo para llevarlo a cabo con éxito.

Si la idea prospera, los Aeroscraft podrían tener más usos que el transporte de mercancías. Su gran tamaño y gran capacidad podrían permitir utilizarlos como hoteles volantes. Para realizar viajes más despacio, sí, pero mucho más cómodos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos