diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 14 / 18 || Mañana 8 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: >
Noticias

futuro

IBM cree que habrá traductores para bebés en cinco años

El gigante tecnológico ha hecho pública una lista de cinco tecnologías que creen que existirán a lo largo del próximo lustro

18.12.12 - 11:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
IBM cree que habrá traductores para bebés en cinco años
El gigante tecnológico americano IBM ha anunciado cinco tecnologías que creen que llegarán a lo largo del próximo lustro. Todas relacionadas con su propia concepción de lo que será la informática del futuro. Sistemas computacionales cognitivos, más parecidos al funcionamiento de un cerebro humano que a un ordenador convencional.
Según la multinacional, la nueva generación de máquinas será capaz de aprender, adaptarse, sentir y comenzar a experimentar el mundo. Por eso, las previsiones de este año se centran en un elemento nuevo de la próxima era de la computación, la habilidad de los ordenadores para imitar a su manera los cinco sentidos de los seres humanos —tacto, vista, oído, gusto y olfato—.
«Científicos de IBM de todo el mundo están trabajando conjuntamente en las innovaciones que ayudarán a los ordenadores a sentir el mundo que les rodea. De manera similar a cómo el cerebro confía en la interacción de los sentido con el mundo, combinando estas innovaciones, los sistemas cognitivos serán capaces de generar mayor valor y conocimiento», ha comentado la directora de Innovación de IBM España, Elisa Martín Garijo.
Tocar a través del teléfono
Según IBM, se podrá «tocar a través del teléfono». Se trata de permitir a los equipos transmitir texturas. Los científicos de IBM están desarrollando aplicaciones para el sector de la distribución y de la salud, entre otros, que utilizan infrarrojos y tecnologías de presión sensitiva para simular el sentido del tacto, de tal manera que un comprador pueda sentir la textura de una tela cuando pase su dedo sobre la imagen de una prenda en la pantalla.
Desde IBM han explicado que utilizando la capacidad de los teléfonos de vibrar, cada objeto tendrá un patrón único de vibración que representará la experiencia del tacto (sucesión de vibraciones más o menos intensas, largas o cortas). Los patrones de vibración variarán según se trate de seda, lino o algodón.
Los equipos aprenderán a ver
Los ordenadores de hoy en día solo conocen el contenido de una fotografía por los textos que se utilizan para clasificarlas, no son capaces de interpretarlas. La mayor parte de la información que contiene una fotografía es un misterio para un ordenador. Según IBM, los sistemas podrán transformar los pixeles en significado, de una manera similar a cómo el cerebro humano interpreta una fotografía.
En el futuro, los ordenadores tendrán capacidades que imitarán las del cerebro humano, ayudando a los ordenadores a analizar rasgos como la texturas y extraer así información. Para IBM, esta capacidad tendrá un profundo impacto en sectores como el de la salud, la distribución o la agricultura.
Según la multinacional, dentro de 5 años, estas capacidades ayudarán al sector sanitario a analizar cantidades ingentes de imágenes médicas, como resonancias magnéticas, radiografías o imágenes procedentes de escáners o TACs para capturar información que pueda utilizarse para tratamientos personalizados.
De esta forma, estas imágenes, que suelen contener detalles muy importantes que pueden ser casi imperceptibles, mejorarán tratamientos y diagnósticos. Entrenando adecuadamente a un ordenador sobre qué buscar o discriminar en una imagen -como por ejemplo, distinguir un tejido sano de uno enfermo- y buscar una correlación con la literatura médica y el historial del paciente, los sistemas podrán ayudar a los médicos a identificar problemas con más rapidez y precisión.
Escuchar para aprender
La tercera previsión de innovación es un sistema distribuido de sensores inteligentes que permitirá detectar elementos de los sonidos como la presión, vibración y ondas a diferentes frecuencias. IBM ha explicado que este sistema interpretará y podrá predecir la caída de un árbol en el bosque o un desprendimiento de rocas inminente.
«Los sonidos puros podrán ser identificados por sensores de forma similar a como lo hace el cerebro humano. Un sistema que reciba esta información podrá tener en cuenta la información visual o la táctil también, y clasificar e interpretar los sonidos en función de lo aprendido. Cuando detecte nuevos sonidos, el sistema extraerá conclusiones basándose en su conocimiento anterior y su habilidad para reconocer patrones», han explicado desde IBM.
La compañía ha ejemplificado las posibilidades de esta innovación. Por ejemplo, se podrá interpretar la jerga de un bebé y comunicar a médicos y padres lo que los niños quieren decir. Una vez que un ordenador aprenda lo que significan los sonidos de un bebé -hambre, calor, cansancio o dolor-, un avanzado sistema de reconocimiento de voz podría correlacionarlos con otra información sensorial o psicológica como el pulso, la temperatura o el ritmo cardíaco.
Para IBM, en los próximos 5 años, a través del aprendizaje sobre las emociones y los estados de ánimo, los sistemas podrán detallar aspectos de una conversación, analizar el tono o distinguir la vacilación de la voz, interpretando de forma más precisa la intención en las comunicaciones.
Ordenadores con sentido del gusto
Los investigadores de IBM también están trabajando en un sistema de computación que pueda ser utilizado por los cocineros para crear recetas innovadoras. Se trata de la cuarta innovación planteada por IBM, que está enfocada directamente a imitación del sentido del gusto.
Este sistema descompondrá los ingredientes hasta su nivel molecular y mezclará la química de los componentes de la comida con la psicología que se esconde detrás de los sabores y olores preferidos del ser humano. "Un sistema de computación de estas características nos ayudará a comer de manera saludable ya que será capaz de crear nuevos sabores que nos hagan preferir un guiso de verduras a un plato de patatas fritas", ha explicado desde IBM.
El sistema será capaz de utilizar algoritmos que determinen la estructura química exacta de un alimento y por qué a las personas les gustan determinados sabores. Estos algoritmos analizarán la complejidad molecular de los componentes de los sabores y la estructura de sus enlaces. Esta información podrá combinarse con diferentes modelos de percepción para predecir el atractivo de los sabores.
Además, en el caso de las personas que precisan dietas específicas a causa de enfermedades, se podrá desarrollar recetas y sabores que se adapten a sus necesidades de azúcar en sangre pero que satisfaga su deseo de dulce.
Olores médicos
Por último, en los próximos 5 años los ordenadores y móviles contarán con sensores que serán capaces de predecir un resfriado u otra enfermedad. Para ello, se utilizará el análisis de olores e información de marcadores biológicos que analizarán las moléculas existentes en la respiración de las personas.
En cuanto a las aplicaciones de esta tecnología, parece que irán más allá de las medicas. Los científicos de IBM ya están analizando las condiciones medio ambientales en las que está una pieza de arte con el objeto de identificar variaciones que afecten a su preservación. Esta innovación también se puede utilizar para mejorar la higiene de los hospitales, uno de los mayores retos del sector sanitario en estos momentos.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.