Vivienda pagará hasta el 50% del alquiler para animar la emancipación de 6.000 jóvenes hasta 2021

Vivienda pagará hasta el 50% del alquiler para animar la emancipación de 6.000 jóvenes hasta 2021

Prevé que se beneficien de esta ayuda 6.000 personas menores de 35 años hasta 2021, tiempo en el que se construirán 6.350 nuevas viviendas de protección pública

AMAIA CHICO SAN SEBASTIÁN

Promover que 6.000 jóvenes vascos de entre 23 y 35 años puedan emanciparse en los próximos dos años, con una ayuda de hasta el 50% de la renta de alquiler. Ese es el objetivo del nuevo programa de ayudas directas para uno de los colectivos a los que más complicado resulta acceder a una vivienda. El consejero de Vivienda, Iñaki Arriola, ha presentado esta mañana Gaztelagun como una de las medidas concretas más relevantes del nuevo plan director de vivienda 2018-2020 (se llegaría a 4.500 jóvenes en este momento, aunque en 2021 se alcanzarían los 6.000), que marca los ejes de la política pública en esta materia con el fin de potenciar el alquiler público, incrementar el parque existente, favorecer «el acceso» a los colectivos más desfavorecidos y garantizar el derecho subjetivo a una vivienda que reconoce la Ley de 2015.

En una comparecencia en comisión en el Parlamento Vasco, Arriola ha explicado las líneas maestras del plan director, que cuenta con un presupuesto consolidado de 1.119 millones para sus tres años de vigencia. Y dentro de ellas Gaztelagun se presenta como una nueva «herramienta, coordinada con otros planes» para jóvenes, para fomentar su emancipación, una de las más tardías de Europa. Según ha explicado el consejero, el programa se pondrá en marcha en 2019 y se podrán beneficiar de él hasta 4.500 jóvenes de entre 23 y 35 años que residan, solos o con más personas, en una vivienda de alquiler y dispongan de una fuente regular de ingresos.

Según ha detallado el consejero, los ingresos deberán superar los límites vigentes para el cobro de la RGI (este año 7.734 euros) pero ser iguales o inferiores a 12.000, 15.000 y 18.000 euros, en función de los residentes. Y la renta de alquiler no podrá superar los 750 euros en las capitales «y áreas funcionales» , y 650 en el resto de poblaciones. La ayuda sera de hasta el 50% de la renta, y si se comparte entre dos unidades, se elevará hasta el 60%. Con el límite, no obstante, de la cuantía que se establezca «en cada momento» para la Prestación Económica de Vivienda (PEV), ahora fijada en 250 euros. La prestación que gestionará Alokabide se concederá por un máximo de tres años.

Vivienda vacía y rehabilitación

Además de este programa, el consejero ha remarcado los ejes del plan. El primero, el impulso al parque público de viviendas, tanto con nuevas promociones, como con la captación de vivienda vacía para alquiler social. Hasta 2020 se prevé edificar 6.350 nuevas viviendas de protección, incrementar el parque de alquiler en 7.200 viviendas, 6.400 mediante el programa Bizigune, con el objetivo último de que el parque público de alquiler, tanto del Departamento como de las sociedades municipales, llegue a las 22.000 unidades.

Arriola ha hablado también de «avanzar en la gestión eficiente» de ese parque protegido, «mejorar los procedimientos de adjudicación y revisar los requisitos» -aunque no se ha detallado cómo-, fomentar la rehabilitación de edificios, promover «la innovación» para ajustar la oferta de vivienda a la demanda de los diferentes colectivos, o crear «redes de colaboración» entre todos los organismos implicados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos