La ola de calor deja paso a las tormentas en Gipuzkoa

El cambio de tiempo se ha empezado a notar desde primera hora de la tarde en San Sebastián. / Usoz

El territorio experimenta un brusco cambio meteorológico con la llegada de lluvia y una bajada de temperatura de 10 grados en veinte minutos en la costa

DV

Gipuzkoa se despide de la ola de calor y da la bienvenida a las lluvias y las tormentas. El territorio ha vivido esta tarde un brusco cambio meteorológico que ha comenzado en la costa. Desde las 15.00 horas y tal y como estaba previsto, el viento ha girado a noroeste en el litoral guipuzcoano y se ha producido un notable descenso de las temperaturas. Diez grados en veinte minutos en la costa. La sensación de bochorno ha ido disminuyendo según ha avanzado la tarde y ha llegado al interior del territorio. Los chubascos y las tormentas han protagonizado el tramo final del día. Ante esta previsión, la Agencia Estatal de Meteorología ha activado el aviso amarillo por tormentas en el interior de Gipuzkoa hasta las 22 horas.

El giro de viento se ha hecho notar desde primera hora de la tarde en localidades costeras como Hondarribia y San Sebastián. En el faro de Higuer, con rachas de viento de 47 kilómetros por hora, se ha registrado una bajada de temperatura de 10 grados en veinte minutos, según Euskalmet. Mientras, en la isla Santa Clara a las 15.20 horas se han medido rachas de 61 kilómetros por hora, y también se ha apreciado un notable descenso de la temperatura. Esta circunstancia ha provocado que muchos de los donostiarras y visitantes que permanecían en los arenales haciendo frente al calor hayan comenzado a abandonar las playas. En torno a las siete de la tarde una gran tromba de agua ha caído en Andoain .

En el resto de Euskadi, el cambio meteorológico ha comenzado a notarse especialmente en Álava, donde las tormentas se han extendido desde media tarde por todo el territorio. En la capital, Vitoria, se han registrado precipitaciones intensas desde las 17.15 horas. En algunos puntos de la llanada alavesa las lluvias vienen acompañadas de fuerte viento y granizo.

A medida que ha avanzado el día, el cambio ha llegado también a Bizkaia, con granizadas en Bilbao.

Bajada de temperaturas

A partir de este miércoles, el calor dejará de ser uno de los temas recurrentes en las tertulias de amigos porque las temperaturas bajarán de manera acusada. Según la previsión de Euskalmet, las mínimas descenderán de forma moderada mientras que las máximas lo harán de manera notable y de forma notable en puntos de la costa. El cielo estará nuboso, especialmente en la vertiente cantábrica, y habrá chubascos débiles a moderados y tormentosos en la madrugada de hoy a mañana, aunque de carácter disperso. Durante la tarde y la noche lloverá de forma débil, aunque las precipitaciones podrán ser ocasionalmente moderadas y tormentosas al final del día.

El jueves podría ser una jornada de lluvia persistente con temperaturas suaves que superarán ligeramente los 20 grados centígrados. Poco que ver, por tanto, con la sensación de bochorno que ha envuelto a Gipuzkoa durante las últimas 40 horas aproximadamente. Un golpe de calor que llegó después de que temperaturas de récord, con casi 47 grados en Córdoba, golpearan el resto de la península.

El viernes se mantendrán los cielos cubiertos y lloverá en la vertiente cantábrica. El viento soplará de componente norte y las temperaturas oscilarán entre los 14 y los 22 grados. Y mientras el calor remite poco a poco en Euskadi, en el resto del Estado continúa y mantiene en alerta a veintisiete provincias de once comunidades por altas temperaturas. En Jaén y en Cáceres, por ejemplo, el mercurio subirá hasta los 41 grados, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Fotos

Vídeos