«Hay que venderse mejor a los turistas»

La gastronomía es la ‘marca de la casa’ pero los expertos advierten de que el turismo de compras es una asignatura pendiente para Euskadi

JUDITH URQUIJO

Es indiscutible que el País Vasco en general y Gipuzkoa en particular es una referencia internacional en gastronomía pero, al parecer, no existe una correspondencia con el turismo de compras. Si bien el ámbito gastronómico se ha convertido en ‘la marca de la casa’, los turistas no apuestan por dejarse el presupuesto vacacional en el comercio. Luis Llorca, director general del primer operador internacional de tax free, Global Blue España, propone aprovechar esa venta cruzada para alcanzar un modelo donde cada vez menos viajeros gasten más en el territorio. «Hay que venderse mejor de cara a otros países. No tenemos turistas diferentes, sino marcas diferentes», aseguró en el Encuentro del Comercio Vasco, que se celebró ayer en la Cámara de Gipuzkoa bajo el lema ‘Turismo de compras, otra forma de comprar, otra forma de vender’.

Según estudios realizados por dicha empresa, los turistas de larga distancia (los que vienen de fuera de la UE), cuyo presupuesto medio solo para ir de compras asciende a nada menos que a 2.500 euros, dejan al año en los comercios vascos alrededor de 8 millones de euros, lo que a pesar de la millonaria cifra, solo supone el 0,4% de los ingresos del mercado total. Estos datos ponen de manifiesto que la capacidad del País Vasco para seducir al turista de shopping tiene un amplio margen de mejora.

Así explicaron que una de las cuestiones a tener en cuenta para que el turismo de compras sea otro de los atractivos del territorio guipuzcoano pasa por reforzar la coordinación entre administraciones y sector privado, para proporcionar una oferta acorde a las expectativas de los visitantes, con buenas conexiones, mayor variedad de tiendas y hoteles Premium o servicios adaptados a su nacionalidad. Pero también, indicaron desde Global Blue, aumentar el presupuesto destinado a la promoción en los países de origen de estos viajeros. «El turista de compras busca algo que no va a encontrar en su país, como productos gourmet, o relacionados con el deporte, la moda, la sanidad...», señaló Llorca.

Asimismo, Laureano Turienzo, Profesor en la Escuela de Negocios ESIC, cree que Euskadi debería apostar por la singularidad en el comercio. «Al final, eres diferente o eres más barato, y Euskadi tiene que ir a por la diferencia», reiteró ayer en dicho encuentro. Turienzo apuesta por nuevas técnicas para atraer a los turistas, como la implantación de conexión Wifi en los comercios, zonas en las que el cliente pueda recargar su teléfono móvil y rincones para niños. Recuerda también la importancia de la reputación en las redes.

Por otro lado, Pedro Esnaola, presidente de la Cámara, aprovechó para destacar el importante papel que juega en el territorio el turismo de compras. «Los turistas vienen por lo que somos, vuelven por lo que hacen y prescriben por lo que experimentan», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos