Urretxu y Zumarraga cogen el testigo «con ilusión y responsabilidad»

Artola entrega el testigo a Alkorta y Artolazabal. / MORQUECHO

«Ojalá nos paséis también una jornada tan soleada y estupenda como la de hoy», bromeó la presidenta Argiñe Artolazabal

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Urretxu-Zumarraga Ikastola es ya oficialmente el organizador de la fiesta de las ikastolas que tendrá lugar en 2018. Su presidenta, Argiñe Artolazabal, y su directora, Montse Alkorta, recibieron ayer en Santa Ana Antzokia de manos del presidente de Txantxiku, Aitor Guridi, el testigo que compromete al centro del Urola a poner en pie la próxima edición. Artolazabal recibió la talla de Antton Mendizabal que desde 1996 pasa de mano en mano entre los organizadores y simboliza el compromiso de las ikastolas, y que en su parte posterior lleva grabados los nombres de las localidades con sus respectivos años.

Destacó la responsabilidad y el trabajo que tienen por delante. «Hemos venido a Oñati llenos de ilusión con la confianza de estar a a la altura del reto que se nos avecina. Tenemos una comunidad educativa robusta y sólida que sabrá organizar la fiesta con garantías, además del modelo que nos ha dejado Oñati. Esperamos contar con vuestra ayuda y que nos paséis el secreto para conseguir un día tan estupendo como el de hoy», bromeó.

Lo cierto es que en la Ikastola de Urretxu y Zumarraga tienen la maquinaria conmemorativa bien engrasaba porque acaban de celebrar su 50 aniversario y estrenado logotipo e instalaciones en educación infantil, siguiendo la pedagogía de la confianza. El sábado el testigo será presentado en sociedad en una fiesta que reunirá a 1.800 alumnos y exalumnos.

Fotos

Vídeos