El último recuento sumó 86 personas durmiendo en la calle en el territorio

El balance se realizó en otoño del año pasado y encontró 285 ciudadanos sin hogar en Euskadi, la gran mayoría (251) hombres

G. L.SAN SEBASTIÁN.

Según el último recuento realizado por Kale Gorrian, ofrecido a finales del año pasado por el Gobierno Vasco, 86 personas sin techo duermen en la calle en Gipuzkoa y 285 hacen lo propio en el conjunto de Euskadi, la gran mayoría hombres (251) que pernoctan a la intemperie. Son 38 menos que hace tres años, cuando se realizó el último recuento, curiosamente con 14 municipios menos, si bien se trata de una foto «fija» que cambia cada día, en función de circunstancias desde la meteorología, las plazas disponibles en los albergues o la movilidad característica de un colectivo sin domicilio.

Más de 1.000 personas voluntarias se echaron a las calles en octubre del año pasado para peinar cada rincón y localizar a personas sin hogar. De todas las encontradas, el 67% se encontraba en alguna de las tres capitales vascas. En Gipuzkoa dormían en la calle 86 personas: 44 en Donostia, 4 en Eibar, 9 en Errenteria, 17 en Irun, 4 en Pasaia, 3 en Tolosa, y 5 en Zarautz.

La Fundación Rais estima que en España malviven 35.000 personas sin techo. El último recuento municipal de diciembre 2016 encontró a 2.576 personas sin hogar en la Comunidad de Madrid, de las cuales 919 duermen al raso y el resto (1.657) en albergues. Ese año, en Barcelona se contabilizaron 2.914 personas sin hogar, de las que 941 duermen en la calle y 1.973 en equipamientos municipales o de otras entidades.

En estas dos capitales y en Málaga, la iniciativa de Housing First se implantó en 2014 con 38 viviendas. A lo largo de 2017, la Fundación Rais tiene previsto añadir viviendas -además de en Gipuzkoa- en Alicante, Arona, Avilés, Córdoba, Coslada, Móstoles, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Valencia y Zaragoza, hasta sumar un total de 161 apartamentos.

Según Rais, el coste de una plaza al día del programa 'Hábitat' es de 34 euros, un coste similar o menor que el de otro tipo de recursos de la red de personas sin hogar, «pero con una intervención de mayor intensidad». El coste medio de una vivienda pública es de 27-30 euros por día y el de una vivienda privada, de 40-45.

La Fundación ha revelado que se producen mejoras en todos los ámbitos de salud evaluados en las personas usuarias: «Disminuye un 50% su sensación de soledad, el 75% de ellas no se han sentido discriminadas en los últimos seis meses y el 50% de ellas han mejorado sus relaciones familiares. Además, el 80% considera que ha mejorado su vida en general».

Las cifras

161 apartamentos
quiere ofrecer la Fundación Rais en el conjunto del Estado durante este año, diez de ellos en Gipuzkoa.
34 euros/día
es el coste que, según la Fundación Rais, tiene una plaza del programa 'Hábitat' desde que en 2014 se puso en marcha.

Fotos

Vídeos