«Últimamente había un trasiego de coches que no era normal»

J. P. SAN SEBASTIÁN.

La presencia policial el pasado martes no pasó desapercibida para algunos trabajadores del polígono industrial zarauztarra de Abendaño. Mientras unos agentes llevaban a cabo el registro del terreno en busca de la droga en la zona próxima a las chabolas que presuntamente ocupaban las dos personas detenidas, otros policías permanecían en actitud de vigilancia en las inmediaciones para preservar la zona de curiosos. «No sabíamos qué pasaba, pero ya supusimos que podría ser algo relacionado con drogas. Los policías no iban uniformados ni tampoco llevaban chalecos, pero se podía deducir sin ningún género de dudas que eran de la Policía. Nosotros llevábamos ya varios días esperando a ver qué decían los medios de comunicación para saber en realidad qué había pasado», indicó un operario de una empresa cercana.

La zona en la que fue localizada la droga se ubica a unos trescientos metros de distancia de la carretera que conduce desde Abendaño hasta el barrio de Elkano. Se trata de un paraje arbolado donde se levantan dos chabolas de madera. En la zona se acumula material de obra, entre el cual destacan dos máquinas excavadores de pequeño tamaño, un coche viejo de la marca Mercedes con una rueda pinchada, cables, bidones de plástico, cinchas, casetas de obra... Todo en medio de un total desorden.

«Solía ver a una chica»

Vecinos de la zona dijeron ignorar quién o quiénes eran los titulares de los enseres. «Antes el terreno pertenecía a una persona de Zarautz, pero ya falleció. Recientemente, he visto varias veces a una chica que se dirigía caminando hacia esa zona, pero en realidad desconozco si vivía allí o iba a pasar la tarde o el día ni tampoco con quién estaba. También solían venir dos chicos, pero no sé quiénes son ni a qué se dedicaban». Lo que sí detectaron algunos trabajadores del polígono fue el trasiego de vehículos que últimamente registraba la zona. «En los últimos diez meses, la circulación era superior a la de fechas anteriores. Y no sé a qué se debía. Desde luego no será porque haya aumentado el número de empresas. Estamos las mismas de siempre», indicó.

En los últimos meses, además, la zona había registrado un tránsito de camiones que acudían cargados con material de desechos de obras. «Han utilizado estos escombros para asentar la carretera y poder acceder con el propio vehículo hasta la misma zona de las chabolas».

Fotos

Vídeos