Una txapela para el líder de la OLP, que agradece «el apoyo a nuestra causa»

Los representantes forales se reunieron con Fathi Abu el Aradat, máximo responsable en Líbano de la Organización por la Liberación de Palestina

E. V. BEIRUT.

La sede de la Organización por la Liberación de Palestina (OLP), ubicada en Beirut, fue otra de las paradas que hizo la delegación guipuzcoana en su visita al Líbano. El líder de la formación en el país, Fathi Abu el Aradat, agradeció la visita de personas «que apoyan nuestra causa». «Somos gente de paz», aseguró. «Aceptamos leyes internacionales y creemos firmemente en la solución de los dos Estados palestino e israelí. Reclamamos los Acuerdos de 1967, pero Israel está poniendo las cosas complicadas. Queremos Estados democráticos, no religiosos ni sectarios», puntualizó.

El diputado de Cooperación, Denis Itxaso, subrayó que si bien pudiera haber discrepancias en la forma -en referencia a la dispar representación política de las Juntas Generales que acudió a la misión-, el fondo es asumido por todos. Así, enumeró el compromiso guipuzcoano con los refugiados sirios y palestinos y con la lucha palestina, a través de la colaboración en varios proyectos, como el educativo en Líbano y en la Franja de Gaza.

En este sentido, el líder de la OLP libanesa indicó en referencia a los campos y los asentamientos palestinos que «son testigo de nuestro derecho a volver a nuestro país. No queremos que la población desplazada tenga que vivir así para siempre. Están viviendo una situación terrible, el sistema de infraestructuras es muy débil y la situación de inseguridad es alta. A los refugiados palestinos se les prohíbe trabajar en 74 tipos de profesiones, no pueden tener una propiedad privada y eso limita mucho sus posibilidades, muchos solo tienen acceso a agua salada».

«Reloj parado»

Denis Itxaso insistió en que si bien a nivel europeo el problema de los refugiados ha cobrado relevancia a raíz de la guerra en Siria, «hay realidades como el caso palestino que nos demuestran que el reloj lleva parado demasiado tiempo» por lo que, mientras se producen las resoluciones definitivas, «la sociedad guipuzcoana tiene que ser consciente de que hay que seguir apoyándoles para que tengan unas condiciones de vida lo más dignas posibles. Y en eso estamos», remarcó.

El encuentro con Fathi Abu el Aradat concluyó con la entrega por parte de la delegación guipuzcoana de dos libros, uno sobre San Sebastián y otro, sobre la historia del Flysch de Zumaia. Y con la colocación al líder de la OLP de una txapela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos