El TSJPV no admite a FCC en el caso de la rescisión del contrato de la incineradora

Entrada a las obras de la incineradora de Zubieta.
Entrada a las obras de la incineradora de Zubieta. / LOBO ALTUNA

Rechaza una petición de la compañía y sigue analizando en exclusiva el recurso de apelación presentado por varios miembros de EH Bildu

G. L.SAN SEBASTIÁN.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha inadmitido el escrito de oposición de FCC al recurso interpuesto por varias personas de EH Bildu contra la sentencia que decretó nulo el acuerdo de rescisión del contrato de la incineradora entre el Consorcio de Residuos y la UTE que en 2013 lideraba FCC. El recurso sigue su camino con la única apelación presentada en tiempo y forma por el grupo de representantes de la coalición soberanista.

El desacuerdo ante la resolución del juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Donostia, que no daba validez a aquella rescisión acompañada de indemnizaciones -8 millones de euros- a los adjudicatarios por no hacer la planta de Zubieta, un grupo de representantes de EH Bildu presentó en enero de este año un recurso de apelación ante el TSJPV, argumentando que la rescisión se llevó a cabo con mutuo acuerdo de las partes y que el interés público -no construir la instalación- aconsejaba la extinción del contrato.

Fue el único recurso ya que las empresas que firmaron aquel acuerdo posteriormente invalidado por los tribunales declinaron continuar por la vía judicial, y se especuló con que la razón de no hacerlo se debió a tratar de recuperar aquel contrato en el momento en el que el Gobierno foral planeaba construir otra incineradora, redimensionada, pero en la misma ubicación que se planteó en 2013.

Las empresas no recurrieron una sentencia que anulaba lo que firmaron con el Consorcio

El auto no varía el procedimiento que determinará si la rescisión se ajustó o no a derecho

«Pasividad y ambigüedad»

Pese a que no llegaron más recursos, FCC presentó posteriormente, el 1 de marzo, un escrito de oposición para incorporarse al procedimiento y solicitó incluso al alto tribunal vasco la práctica de una prueba. En el auto conocido ayer al que ha tenido acceso este periódico, el TSJPV inadmite el escrito y denega la prueba documental pretendida. El auto concluye que admitir la pretensión de FCC sería «obtener de su pasividad y ambigüedad una ventaja sobre otros litigantes en situación equivalente».

El procedimiento no varía y el TSJPV sigue analizando el argumentario del grupo de representantes de EH Bildu para determinar si la decisión de decretar nula aquella ruptura de contrato entre el Consorcio y las empresas adjudicatarias fue ajustada a derecho o, si por el contrario, la rescisión se llevó a cabo correctamente.

Fotos

Vídeos