Un tren con 80 pasajeros a bordo descarrila en Urnieta sin causar ningún herido

Un tren con 80 pasajeros a bordo descarrila en Urnieta sin causar ningún herido

El maquinista frenó al percatarse del incidente y los pasajeros fueron trasladados a otro convoy para completar su viaje hasta Irun

A. C.San Sebastián

La tarde de sustos e incidencias que se ha registrado este sábado por la tarde en Gipuzkoa ha sumado una más, no directamente relacionada con la lluvia, en Urnieta. Allí un tren de Renfe que circulaba en sentido Irun ha descarrilado a la altura de Urnieta sin causar heridos. Los 80 pasajeros han sido evacuados a otro convoy y la línea férrea no ha sufrido alteraciones ni cortes debido al accidente.

Según han informado fuentes de Renfe, el incidente ha ocurrido a las 18.37 horas. Esa es la hora exacta en la que el maquinista del tren, que realizaba el trayecto en sentido Irun, ha dado el aviso de que el tren había descarrilado, cuando se encontraba en el interior del túnel de Urnieta. El conductor, al percatarse de que alguna de las ruedas se había salido de la vía, ha frenado de inmediato el convoy, que ha quedado parado en la vía.

La alerta ha movilizado, según ha informado el departamento vasco de Seguridad, a dotaciones de la Ertzaintza, pero al comprobar que no se habían registrado heridos, todo el operativo para hacer frente a la incidencia ha quedado en manos de Renfe y Adif, la gestora ferroviaria.

Según las fuentes consultadas, los 80 viajeros que se encontraban en los vagones en ese momento no han sufrido n ninguna lesión, más allá del susto que se han llevado por el frenazo, ya que no se ha registrado ningún choque. Y del trastorno sufrido por tener que esperar a que otro convoy llegara hasta el lugar para recogerles y acercarles a su destino, alguna de las paradas que se encuentran hasta el final del trayecto en Irun.

A las 19.02 horas, según consta en el registro de Renfe, otro tren se ha situado en la vía contigua junto al accidentado y se ha procedido al trasbordo de todos los viajeros. Y unos minutos más tarde, a las 19.15 horas, el convoy de sustitución ha reanudado la marcha y llevado a los pasajeros hasta sus respectivas paradas.

La incidencia, informan las mismas fuentes de la compañía ferroviaria, no ha provocado la interrupción del tráfico en la línea de Renfe que discurre entre Brinkola e Irun, por lo que ningún servicio ha sido suspendido. No obstante, según ha indicado Adif a través de su cuenta en redes sociales, sí se ha visto afectada la vía 1 (por la que circulaba el tren accidentado) entre Andoain y Hernani. Un hecho que ha provocado alguna «afección» a la línea de Cercanías y a la de Larga Distancia.

Tanto Renfe como Adif han abierto ahora una investigación para determinar lo sucedido, y de dónde procede el fallo. «No se sabe si el descarrilamiento se ha producido porque alguna rueda estaba en mal estado o porque la vía presentaba algún fallo», indican las fuentes consultadas. Lo que descartan, a priori, es que la abundante lluvia caída este sábado por la tarde en Gipuzkoa esté detrás del accidente, ya que aseguran que es difícil que las precipitaciones sean motivo de accidentes de este tipo en los servicios ferroviarios.

Fotos

Vídeos