El mar se traga la playa

La playa de la Concha ha quedado tapada bajo el mar / Michelena

La pleamar de esta tarde ha hecho que algunos arenales guipuzcoanos quedasen tapados por el mar

DV

Coincidiendo con la pleamar, han sido muchos los donostiarras y visitantes que se han acercado a la playa de la Concha para ver cómo las olas se tragaban la playa.

El mar, que ha estado como un plato durante todo el viernes por la mañana, ha comenzado a coger fuerza a primera hora de la tarde. Tanto es así que sobre las cinco ya casi no quedada playa. La estampa de este viernes por la tarde nada tenía que ver con la de la mañana. En cuestión de horas se ha pasado de una marea baja que dejaba las rocas de Ondarreta al descubierto a un mar que cubría el arenal de la Concha.

Este fenómeno, propio de las mareas vivas, también ha dejado su huella en Zarautz, donde también se han quedado sin arenal por unas horas.

La lluvia, por la noche

Para este sábado seguiremos en la misma tónica. En el cielo aparecerán bastantes nubes y podrían caer algunas gotas en el interior, pero también habrá momentos donde el sol coja algo de protagonismo, eso sí, por la noche los cielos se cubrirán y se darán precipitaciones a últimas horas. Las temperaturas podrían subir un par de grados. El viento seguirá siendo intenso de componente sur, aunque por la tarde-noche amainará. Además, para este sábado, se establecerá aviso amarillo por riesgo marítimo-costero por impacto en costa desde las cuatro hasta las seis de la tarde, con una previsión de altura de ola significante que rondará los 1,5 o los 2 metros.

El domingo, sin embargo, el ambiente estará más revuelto y habrá precipitaciones. El viento no soplará con tanta intensidad, aun así, las temperaturas se mantendrán todavía templadas. Las nubes serán mayoría durante toda la jornada y las precipitaciones serán más probables durante la primera mitad del día y por la noche.

Michelena

Contenido Patrocinado