Pronostican un otoño más cálido y con más lluvia de lo habitual en Euskadi

El paraguas y el chubasquero serán habituales en otoño en Euskadi. /JOSÉ MARI LÓPEZ
El paraguas y el chubasquero serán habituales en otoño en Euskadi. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Aemet advierte que la previsión puede variar en función de la evolución del fenómeno 'La Niña'

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

El otoño en Euskadi se presenta con algo más de precipitación de lo habitual y con temperaturas propias de esta época del año, aunque esta predicción puede variar según evolucione el fenómeno 'la Niña', cuya aparición no estaba prevista en un principio.

La delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en el País Vasco, Margarita Martín, ha presentado este miércoles las previsiones para la nueva estación, que comienza este próximo viernes y se extenderá hasta el 21 de diciembre.

En el caso de que se confirme la presencia de 'la Niña', que afecta al anticiclón de las Azores, los meses de noviembre y diciembre serán más secos y se registrarán más nieblas en Álava.

Las previsiones por meses indican que octubre será algo más cálido con una temperatura 0,5 grados superior a la habitual en la fachada cantábrica y entre 0,5 y 1 en Álava. También se registrarán precipitaciones un poco superiores a la media de dicho mes.

En noviembre y diciembre, en cambio, las temperatura serán las normales para esas fechas, al igual que las precipitaciones, aunque el registro de lluvia puede bajar estos dos meses por efecto de 'la Niña'.

Las temperaturas medias de otoño en el País Vasco, según ha precisado Martín, oscilan entre los 8,7 grados medidos en Foronda (Álava); los 12,6 en el aeropuerto de Bilbao, y los 11,6 grados de Hondarribia (Gipuzkoa).

Balance de verano

Martín también ha hecho balance del tiempo registrado durante el verano, una estación que en lo meteorológico ha durado únicamente dos meses (mayo y junio) con un tiempo «extremadamente cálido» y más horas de sol de lo habitual. Según la delegada de Aemet, julio y la primera quincena de agosto transcurrieron con indicadores «normales» para esas fechas, y desde ese momento se registró «una caída en picado de las temperaturas y un aumento de la precipitación». En septiembre «se ha agravado este tendencia y la temperatura es tres grados más baja que lo normal, hasta parecer casi noviembre», según ha dicho.

La delegada de Aemet ha resaltado que ha sido un verano «muy corto y muy irregular» en el que han faltado 80 horas de sol. Ha resaltado que el mal verano climatológico ya se auguraba desde el 1 de julio, día en el que se registró la temperatura máxima más baja del País Vasco en dicha fecha.

Según ha dicho, si únicamente se midieran los meses de junio, julio y agosto, el balance estival sería «cálido y seco», pero entre finales de agosto y los días de septiembre transcurridos hasta ahora, «el resultado se agrava y queda por debajo de lo normal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos