La temporada de cruceros entra en su recta final con el National Geographic Orion

El NG Orion, atravesando el estrecho brazo de mar a su llegada a la bahía de Pasaia. / VIÑAS
El NG Orion, atravesando el estrecho brazo de mar a su llegada a la bahía de Pasaia. / VIÑAS

El buque, especializado en expediciones de lujo, realizó una escala ayer en Pasaia para que sus 113 pasajeros pudieran conocer Donostia y cenar en una sidrería

ELENA VIÑAS PASAIA.

Faltaban pocos minutos para las tres de la tarde, cuando la actividad en el centro de la bahía de Pasaia se detenía ayer casi por completo para dar la bienvenida al National Geographic Orion, un barco crucero cuyo nombre hacía soñar con expediciones por los más recónditos lugares del planeta. El buque, acostumbrado a romper con su casco los hielos de la Antártida y navegar entre las exóticas islas Galápagos para disfrutar del paisaje, hacía una breve escala en la dársena guipuzcoana dentro de una ruta trazada por diversas ciudades de la península ibérica.

Su paso por el estrecho brazo de mar que separa el casco antiguo de San Pedro del de San Juan se completó en apenas diez minutos, y un cuarto de hora más tarde, concluían las maniobras de atraque en el muelle para que pudieran bajar a tierra los 113 pasajeros que viajaban a bordo. Aunque la gran mayoría era de nacionalidad estadounidense, también se incluían otros con pasaporte de Canadá, España, Irlanda y Reino Unido.

Su intención era llevar a cabo varias excursiones por San Sebastián, con el fin de conocer los rincones más atractivos de la ciudad y disfrutar de una muestra de su gastronomía. Primero, degustando los afamados pinchos; horas más tarde, celebrando una cena en una sidrería. El mismo plan llevó a cabo el pasaje de este barco de lujo en su anterior visita a Pasaia, a finales de mayo del año pasado.

Autoridad Portuaria y Diputación trabajan para duplicar el número de escalas de este año

La velada no se pudo alargar demasiado. Los expedicionarios hubieron de regresar al buque para abandonar el puerto a medianoche, junto a los 64 miembros de la tripulación, entre los que se incluye su capitán, el búlgaro Lyubomir Garciyanov.

Un año de récord

El National Geographic Orion tiene previsto regresar a Pasaia dos veces más en las próximas semanas, concretamente, el 28 de septiembre y el 2 de octubre. Con este peculiar buque de pasajeros, que ofrece rutas para contemplar la naturaleza y vivir experiencias únicas, se pondrá punto y final a la temporada de cruceros en el puerto de este año, en que se ha logrado batir un récord en el número de escalas.

Hasta una decena se habían anunciado desde la llegada del Serenissima a sus muelles el pasado mes de mayo. Solo una de ellas hubo de suspenderse a consecuencia del temporal de mar que se vivió en la costa vasca hace poco más de una semana. Entonces, el Azamara Journey, de 181 metros de eslora y 28 metros de manga, las dimensiones al límite permitidas por la dársena, se vio obligado a continuar su viaje sin llegar a parar.

Más suerte tuvieron otros buques de pasajeros, todos ellos de auténtico de lujo, que echaron amarras en la bahía. Ese ese es el caso del velero Sea Cloud II y el Variety Voyager que, al igual que el que inauguró la actual temporada, repitieron escala.

La Autoridad Portuaria de Pasaia y la Diputación Foral de Gipuzkoa trabajan conjuntamente en una estrategia comercial, cuyo objetivo a medio plazo pasa por duplicar las cifras de 2017, es decir, conseguir que 20 cruceros y 3.000 visitantes lleguen a la dársena en los próximos años.

Para ello, se busca la alianza con puertos similares en tamaño al pasaitarra. También se ha elaborado ya material para su difusión en congresos y ferias especializadas, como la Seatrade Europe de Hamburgo, celebrada recientemente, con el fin de captar a operadores de cruceros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos