Los taxistas de Gipuzkoa se suman al paro en toda España por las licencias para Uber y Cabify

Los taxistas de Gipuzkoa se suman al paro en toda España por las licencias para Uber y Cabify

Los taxis guipuzcoanos han parado hoy de 11 a 15 horas en solidaridad con sus compañeros por las licencias VTC de conductores privados

A. CHICOSAN SEBASTIÁN.

Los taxistas de Gipuzkoa se han sumado este miércoles a los paros convocados en todo el Estado contra la última sentencia del Tribunal Supremo que aviva la guerra contra las licencias «sin control» a conductores con chófer, las llamadas VTC en las que empresas como Uber o Cabify ejercen de intermediarias en plataformas online que ponen en contacto a usuarios con chóferes que conducen con la pegatina VTC.

El paro en Gipuzkoa se ha secundado entre las 11.00 y las 15.00 horas. Los taxistas han permanecido estacionados en las paradas y solo atendiendo servicios mínimos de emergencia. En Madrid y otras ciudades el paro se prolongará durante 24 horas, al igual que en otras capitales afectadas gravemente por la multiplicación de licencias VTC en los últimos años.

El presidente de la asociación guipuzcoana del taxi, Goio Alías, justifica esta nueva movilización por la «falta de control» hacia el negocio de unos vehículos, «que también existen en Gipuzkoa», y cuya expansión «desvirtúa el equilibrio» con el sector del taxi, que teme por su «estabilidad».

Más

El detonante de esta última protesta ha sido una sentencia del Tribunal Supremo que obliga a la Administración a conceder 80 autorizaciones nuevas de arrendamiento de vehículos con conductor. Y es que, según explica Alías, el problema se ha intensificado desde que algunas empresas han recurrido a la vía judicial para obtener dichos permisos, una vez que por vía administrativa no los conseguían. «La justicia les está dando la razón» basándose en la llamada ley ómnibus que entre 2009 y 2015 «liberalizó» el sector y que «algunos listos», advierte el taxista guipuzcoano, aprovecharon para subirse al carro del negocio, pero «incumpliendo» limitaciones y libres de muchas de las exigencias que deben cumplir los taxistas.

«Nuestro taxi está sujeto a tarifas que se aprueban cada año por los ayuntamientos y se ratifican por las comunidades, y que los usuarios conocen. Pero estos coches, en las grandes capitales, fluctúan sus precios en función de la demanda por lo que los derechos de los usuarios pueden verse perjudicados al cobrar distinto por un mismo recorrido», defiende Alías.

60 licencias desestimadas

El presidente de los taxis guipuzcoanos indica que las sentencias judiciales derivan de las solicitudes que se hicieron antes de 2015, cuando un real decreto limitó las licencias a una por cada 30 taxis. «Por eso, las administraciones no las conceden, pero los tribunales están amparándose en la ley anterior y están obligando a autorizarlas». En Gipuzkoa, dice Alías, «siempre han existido» vehículos con conductor. «Están por encima del cupo» establecido, indica. Pero no ha ido a más, debido a que las 60 licencias que solicitó «una sola persona» hace unos años, se desestimaron finalmente a lo largo del trámite administrativo al no cumplir los requisitos exigidos. Y ahora ya no se pueden pedir.

No obstante, los casi 700 taxistas de Gipuzkoa se han sumado a la movilización para exigir mayor control e «inspecciones», como una «base de datos nacional» donde se registren estos vehículos, sus contratos o sus ocupaciones, propone Alías, que cree que el nuevo decreto que prepara el Gobierno para evitar «abusos» se queda corto.

Gipuzkoa tiene 24 licencias de coche con conductor, pero ninguna de Uber

Gipuzkoa cuenta con 24 licencias VTC, cifra que ya supera el ratio permitido por la legislación vasca en relación a las licencias de taxi normales. El único camino que ha abierto alguna rendija para hacerse con esos permisos ha sido la normativa que depende del Ministerio de Fomento y que autoriza a una empresa del territorio nacional a solicitar un permiso en cualquier territorio. Este mismo año, la Diputación de Gipuzkoa ha retirado 60 licencias de taxis privados para turistas y empresas dando la razón a las asociaciones del taxi que recurrieron una resolución foral por la cual se concedían permisos VTC a una empresa madrileña. En ningún punto del País Vasco ofrece servicios Uber, mientras que Cabify sí lo hace en Bilbao.

Temas

Uber

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos