«Vine a pagar una multa y me han tocado 40.000 euros»

José Antonio Odriozola y Maialen Usabiaga acudieron a cobrar el cupón que compraron a medias, premiado con 40.000 euros / USOZ

La oficina de Correos de Villabona reparte 18,5 millones en 40 cupones del sorteo extra del Día de la Madre de la ONCE, uno de ellos premiado con 17 millones

AIENDE S. JIMÉNEZ
Martes, 8 mayo 2018, 12:02

El lunes tiene la cruz de ser el día más odiado de la semana. Sin embargo, algunos vecinos de Villabona nunca olvidarán el de ayer, aquel en el que se enteraron de que habían sido agraciados con unos cuantos miles de euros. El sorteo del 'extra' del Día de la Madre de la ONCE ha dejado en la localidad un total de 18,5 millones repartidos en 40 boletos, uno de ellos premiado con 17 millones de euros. Una cantidad que casi triplica el presupuesto municipal, de 6,5 millones.

Todos los cupones fueron vendidos en el mismo sitio, la oficina de Correos de Villabona, situada en la céntrica Berria Kalea, donde ayer trabajar se antojaba complicado. Muchos medios de comunicación, muchos vecinos curiosos intentando confirmar que aquello que habían oído en el 'súper' era cierto y, por supuesto, los premiados que acudían al mostrador con la euforia contenida del que aún no se cree lo que le acaba de ocurrir.

El sorteo deja 18,5 millones de euros en Villabona, una cantidad que casi triplica el presupuesto municipal

Con la cartilla del banco en una mano y el cupón en la otra se presentaron Maialen Usabiaga y José Antonio Odriozola, dos compañeros de trabajo que compartirán el premio de 40.000 euros. «Vine porque tenía que pagar una multa por exceso de velocidad, y no quería ir al banco, y vimos que vendían lotería para el Día de la Madre y compramos dos boletos, cada uno con un número, para tener más opciones», cuenta José Antonio. Fue Maialen quien el domingo por la noche se encontró el sorteo extra de la ONCE en la televisión y se quedó a verlo. Cuando apareció en pantalla el número premiado, no podía creérselo. «Me metí corriendo en internet para comprobar si me había tocado pero aún no habían actualizado los premios y no salía nada. Me puse súper nerviosa y llamé corriendo a José Antonio», relataba ayer Maialen. Eran las once y media de la noche, y su compañero pensó que le llamaba para decirle que no iba a trabajar al día siguiente. «¡Qué me iba a acordar yo del sorteo ni nada! Como sabía que Maialen había estado de despedida de soltera el 'finde', pensaba que estaría fatal y que no podía venir al curro».

Nada más lejos de la realidad; su amiga le llamaba para contarle que les habían tocado 40.000 euros en aquel boleto que compraron juntos cuando fueron a pagar su multa de tráfico, 20.000 para cada uno que llegan en un momento idóneo, ya que ambos acaban de comprarse una casa. «Me viene fenomenal para recuperarme un poco de los gastos», aseguró ella. «Yo había pedido ayuda a mis familiares y ahora voy a poder devolvérselo», señalaba aliviado Jose Antonio, quien aseguró que su mujer no podía «dejar de llorar».

«Ambos acabamos de comprar una casa, así cubrimos gastos», dicen José Antonio y Maialen

Ellos poseen uno de los 40 cupones vendidos en la oficina de Correos de Villabona, de los cuales uno ha sido agraciado con 17 millones de euros, aunque su dueño no apareció ayer a reclamar su dinero. «No creo que lo haga aquí», opinaba Katy Noya, directora de la oficina, que ayer no paró de recibir las felicitaciones de los trabajadores que estaban «encantados» de repartir tanto dinero entre sus clientes y felices por el pequeño pellizco que les había tocado de uno de los boletos que compraron entre todos. «Aunque seamos una oficina de Correos, yo lo he vendido con la ilusión de que tocara y estoy muy contenta», afirmaba la directora mientras reprendía a una conocida por no haber comprado el cupón. «¡Mira que te lo dije!».

Los trabajadores de la oficina de Correos de Villabona, junto a Miguel Ángel Aizpuru de la ONCE.

Gipuzkoa, por segunda vez

El premio del 'extra' del Día de la Madre de la ONCE de 2018 ha dejado 18,5 millones de euros en Villabona, convirtiéndose en el mayor que ha repartido la organización en Euskadi en toda su historia. Un sorteo que curiosamente cae por segundo año consecutivo en Gipuzkoa, ya que en 2017 el cupón agraciado con el premio máximo, 17 millones de euros, lo vendió en Intxaurrondo Tamara Matesanz, vendedora de la ONCE. Una lluvia de millones que también salpica a las hacienda vasca, que se embolsará el 20% de los premios, en torno a 3.700.000 euros, de los cuales 1,2 se quedarán en el territorio.

Es el segundo año consecutivo que el premio gordo del Día de la Madre de la ONCE cae en Gipuzkoa

Miguel Ángel Aizpuru, director de la ONCE en Gipuzkoa, se acercó ayer a la oficina de Correos de Villabona, una entidad que lleva unos dos años vendiendo sus cupones. «Son canales físicos complementarios a nuestros vendedores, como también lo son las gasolineras», explicó. «Nos gusta colaborar con organizaciones como la ONCE, porque es una manera de contribuir a su acción social», señaló Katy Noya, directora de la oficina. Aizpuru recordó por su parte que en lo que va de año la Organización Nacional de Ciegos ha repartido un total de 21,5 millones de euros en Euskadi, de los cuales 360.000 cayeron en Hondarribia, 315.000 en Irun y los 18,5 millones que el sorteo del 6 de mayo ha dejado en Villabona.

La ONCE busca vendedores para Gipuzkoa

Aunque los 40 boletos premiados ayer se vendieron en una oficina de Correos, la mayoría de los cupones de la ONCE se distribuyen a través de sus vendedores. No obstante, el director de la organización en Gipuzkoa, Miguel Ángel Aizpuru, aseguró ayer que el territorio tiene un déficit de estos trabajadores. «Actualmente tenemos 220 vendedores, un número inferior al que debería, pero nos está costando encontrar personas a través de Lanbide o nuestra propia bolsa de empleo», explicó. Por ello, la dirección territorial de Gipuzkoa se ha puesto en contacto con los servicios sociales de los ayuntamientos con el objetivo de que promocionen estos puestos de trabajo. «Hay muchas plazas para cubrir en toda Gipuzkoa. Estimo que necesitamos unas 15 personas. En Villabona, por ejemplo, solo hay una vendedora, cuando debería haber dos. En otras poblaciones como Andoain también hace falta más gente», aseguró Aizpuru. La ONCE cuenta actualmente con 20.000 agentes vendedores en todo el Estado.

Secciones
Servicios