Sevatur, esos viajes para soñar

Sevatur, esos viajes para soñar

Unas 20.000 personas han pasado por esta feria de turismo en el Kursaal durante el fin de semana

J. LEGARIA

Entre guías, folletos y degustaciones, en la feria de turismo Sevatur y entre sus 110 escaparates, se podían encontrar ayer historias curiosas después de tres días de locura viajera. Como la del donostiarra Igor y la valenciana Irene, que posaron en la réplica de un mojón del camino de Santiago para recordar que fue esa ruta la que les unió y en la que se enamoraron. No renuncian a volver a Galicia, pero la gran cantidad de stands que ayer y durante todo el fin de semana se ofrecían en el Kursaal de San Sebastián les hacía soñar con cualquiera de las tierras andaluzas, con la Sierra de Francia y La Alberca en Salamanca, con las playas canarias o el senderismo de Cantabria. ¿Con ciudades cántabras? ¿Con Cerdeña, Polonia o un crucero por Noruega?

Andalucía, como era de esperar, ocupó uno de los puestos de mayor tamaño. La técnico de marketing de turismo, Macarena Arraiz, «de raíces vascas como muestra mi apellido» capitaneaba los 70 metros cuadrados de stands en la que tenían cabida todos los patronatos provinciales. «Creo que Andalucía tiene aspectos muy conocidos, pero otros que no lo son tantos. Jaén y Almería son los territorios menos visitados, pero además de playa, de nuestros monumentos, la gastronomía o la arquitectura de nuestros pueblos, contamos con una oferta variada que incluye aventuras, experiencias y rutas de senderismo».

Como Galicia, que detalla al visitante dónde puede acudir si quiere visitar la escarpada Ribera Sacra o Santiago. Ese recorrido por la ruta de las camelias, asociadas a las bodegas de Albariño, es una de las novedades.

Los niños volvieron a ser parte importante de la feria. Porque «ama este queso está buenísimo», porque «vamos a ir a PortAventura sí o sí» o «porque nunca había visto unos conejos tan bonitos». Algunos se ensimismaban con la posibilidad de ir a Poitiers a visitar Futuroscope, otros con escarpadas montañas que se agrupaban en Salidas Naturales y tampoco pasaban desapercibidas para los más pequeños las actuaciones de Epi, Blas y sus amigos.

El caso es que Sevatur cerró ayer sus puertas, después de que unas 20.000 personas pasaran por los mostradores de las distintas zonas del mundo empeñadas en contar con la máxima información posible antes de decidir su destino. Los guipuzcoanos volvieron a mostrar una vez más que les gusta viajar y en palabras de Marta Lázaro, una de las responsables del stand de la localidad salmantina de La Alberca, «es curioso que el 90% de quienes se acercan a nosotros ya conocen la zona y quieren repetir, pero con más información. Nosotros estamos encantados de ofrecerles desde rutas de nuestros vinos a los conjuntos monumentales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos