Una vía de servicio facilitará la incorporación a la recta de Lintzirin

Un coche trataba ayer de incorporarse a la recta de Lintzirin, sin margen para acelerar y en medio de un gran tráfico. / ARIZMENDI

La obra financiada entre la Diputación (55%) y el Ayuntamiento de Oiartzun (45%) agilizará el tráfico de la Gi-636 y mejorará la seguridad

GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

Si hoy se dirige desde algún punto de Donostialdea hacia Irun por la antigua N-1, rebautizada como Gi-636, puede que deba ralentizar su marcha a la altura de Oiartzun. Toca atravesar el embudo de unos 500 metros que transcurre entre la incorporación para vehículos que salen del citado municipio hasta el final de la denominada recta de Lintzirin, llamada así por el antiguo nombre del hotel que da a la carretera. Y si debe entrar o salir de alguna de las empresas o centros comerciales de ese segmento, puede que tenga que tener un poco de paciencia. ¡Y cuidado! La incorporación se las trae. Mucho tráfico y nada de margen para acelerar.

Los inconvenientes de ambas casuísticas se paliarán con la construcción de una vía de servicio en ese punto kilométrico 5 de la antigua N-1, desde el carril de aceleración de quienes vienen de Oiartzun hasta el paso elevado que da acceso a Carrefour y diversas firmas de automoción. El tramo, de mucha actividad industrial y comercial, tiene cinco incorporaciones directas sin carril de aceleración.

Ubicación
En el punto kilométrico 5 de la antigua N-1 (Gi-636), entre la incorporación de Oiartzun y el paso elevado de Carrefour.
Objetivo
Dar mayor fluidez al tráfico de 38.000 vehículos diarios y mejorar la seguridad de 5 incorporaciones sin carril propio.
Presupuesto
La obra costará un millón de euros, de los que la Diputación pondrá el 55% y el Ayuntamiento de Oiartzun, el 45%.

La Diputación Foral de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Oiartzun firmaron ayer el acuerdo para construir la vía paralela. Con la actuación se matan dos pájaros de un tiro. Lograr una mayor fluidez en un tramo que cuenta con una intensidad media de tráfico diario de 38.000 vehículos y ofrecer una mayor seguridad a los conductores que salen de las cinco incorporaciones comprendidas en menos de medio kilómetro. Que haya menos atascos y menos situaciones de peligro. Las dos ventajas benefician a una parte importante de la población guipuzcoana al referirse a un nexo entre Donostialdea y Bidasoaldea, dos núcleos de gran densidad, pero además tienen mayor repercusión aún en épocas en las que el turismo se deja notar en el territorio al ser lugar de paso para acudir a muchos puntos atractivos de Gipuzkoa.

El inicio de la obra se prevé para el final del año ya que el proyecto está en fase de licitación. Tiene un presupuesto de un millón de euros, de los cuales la Diputación financiará un 55% y el Ayuntamiento de Oiartzun, el 45% restante. La institución foral ha justificado su desembolso al explicar que «dentro de las actuaciones estratégicas del departamento de Infraestructuras Viarias se encuentra la de incrementar los estándares de seguridad en las carreteras de la red foral». La propia diputada foral, Ain-tzane Oiarbide, señaló ayer que «el proyecto es coherente con las actuaciones impulsadas por la Diputación y supone una sustancial mejora de las condiciones de fluidez y seguridad para los usuarios de la red foral de carreteras». El alcalde de Oiartzun, Jexux Leonet, recordó, por su parte, que el Ayuntamiento ya ha acometido dos fases anteriores en la zona reparando la carretera interior, creando una acera para los viandantes y colocando iluminación. La vía de servicio proporcionará una salida más cómoda y ágil a los oiartzuarras que no quieran tomar la autopista para desplazarse hacia el Bidasoa, ni atravesar el sinuoso trazado por el barrio de Gurutze.

Con la ejecución de las obras proyectadas se ordenarán también de manera eficaz las señales de los movimientos de entrada y salida de vehículos a las instalaciones y edificios colindantes con la carretera, se generarán recorridos peatonales más claros y se desplazará la parada de autobús para facilitar que los peatones utilicen el paso superior para cruzar la calzada en lugar de hacerlo por la carretera.

Fotos

Vídeos