Un fin de semana con aviso amarillo por riesgo marítimo costero y nieve en el interior

Un fin de semana con aviso amarillo por riesgo marítimo costero y nieve en el interior

Se espera un tiempo invernal para despedir la primavera

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA

La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología mantiene activo el aviso amarillo para todo el fin de semana por riesgo marítimo costero y para el domingo por nieve, además de por esa misma circunstancia. El lunes también se prevén nevadas. El fin de semana confirma que se espera un tiempo invernal para despedir la primavera.

El lunes, día 19, hay aviso amarillo por nieve en el interior desde las 00 hasta las 24 hora local. La cota de nieve se situará en torno a 700-800 metros durante la primera mitad del día, descendiendo hasta los 500-300 metros por la tarde-noche.

Por tanto, el invierno se despide, pero lo hará dejándose notar. Los últimos coletazos serán fríos. La evolución del frente frío que entrará el lunes aún es algo difusa, dependerá «de por dónde sople el viento», pero de lo que no tienen duda en Aemet es que la primavera «astronómica» que entra el martes a las 17.15 horas (16.15 hora solar) lo hará con parámetros invernales.

El fin de semana será de «marzadas». Es decir, según explica el jefe de Estudios y Desarrollo de Aemet en el País Vasco, Iñigo Caballero, con ese «tiempo loco» con el que tan pronto sale el sol y está despejado como que en 20 minutos cae un chaparrón o una granizada y coge desprevenidos a los más confiados. Hoy será un día de nubes y claros con «algún chubasco débil que justo mojará la calle», y con temperaturas máximas de 11-12 grados en la costa y 10 en el interior y mínimas de 4 a 5 en los valles del interior. La cota de nieve bajará a última hora a los 800 metros. «Puede afectar a Aralar o Aitzgorri pero a ninguna población».

Mañana esas «marzadas» serán más evidentes con «chubascos más intensos y duraderos», sobre todo por la tarde, tras los que el cielo «puede quedar limpio» y a la media hora «entrar otra banda de precipitación». Puede haber tormentas y granizo. Tanto las máximas como las mínimas descenderán 1 o 2 grados. Y la cota de nieve se situará en torno a los 700 metros a mediodía y bajará a 600 por la noche.

«Si en Ramos llueve, en Pascua hará bueno. La estadística confirma este dicho», avanza Caballero

El lunes, último día oficial del invierno, «hay incertidumbre», advierte de antemano Caballero. «Pero la evolución más probable es que haya precipitaciones continuas. Se situaría una borrasca sobre el Golfo de Bizkaia y tendríamos un frente estacionario que va a dejar precipitaciones continuas, sin viento, es lo único positivo, y con pequeña oscilación térmica respecto al día anterior. La nieve rondará los 700-800 metros». No obstante, añade, «hay una ínfima probabilidad, de un 5%, de que nieve a 100 metros». ¿De qué depende? «De cómo se sitúe el aire frío polar que en principio va dirigido hacia Reino Unido, y no nos afecta. Pero que si se sitúa en el golfo de Bizkaia» permitiría que nos llegase «viento directo de Escandinavia» desde Francia.

Si el lunes Gipuzkoa se libra de la nieve, el martes, cuando se estrena la «primavera atmosférica», es «probable» que llegue ese «viento francés» y la cota baje a 200-400 metros, «sin descartar nieve a nivel del mar y subiendo al final». Pero el «caos», como define Caballero esa incertidumbre que provoca resultados dispares por variaciones mínimas en la evolución de los frentes, abre otras opciones: «Que haya viento del norte y nieve a 500-600 metros (20%), o que haya viento del oeste y la cota suba a 1.000-1.100 (otro 20%)». «En todos los escenarios llueve, pero nevar, dependerá del viento».

Ese frente frío se irá el miércoles. Y el jueves «será la primera jornada primaveral»: despejado con mínimas heladoras pero máximas de 18-20 grados. Viernes y sábado vuelve otro frente atlántico. «Es una buena noticia, porque si en Ramos llueve, en Pascua, es lo opuesto. Lo dice la estadística».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos