Seis millones de estímulos para Pasaialdea

Movimiento de tierras de ayer junto a los pabellones de Herrera, donde se construirá una pasarela sobre un parque ajardinado hasta Trintxerpe./FOTOS ARIZMENDI
Movimiento de tierras de ayer junto a los pabellones de Herrera, donde se construirá una pasarela sobre un parque ajardinado hasta Trintxerpe. / FOTOS ARIZMENDI

La Diputación ha invertido en dos años 6.264.320 euros en actuaciones de reactivación comarcal. Mientras el Plan Especial de Ordenación sigue en fase de tramitación, la institución foral y los municipios de la bahía han avanzado terreno

GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

Tan cierto como que las cosas van «más despacio de lo deseado» resulta que el proceso de regeneración integral de Pasaialdea «está en marcha». La diputada foral de Movilidad y Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia (PSE), asumió ayer lo primero y rubricó lo segundo con cifras, contantes y sonante, y el anuncio de varias actuaciones en curso, preceptivas para que los avances se hagan visibles en el futuro.

El Plan Especial de Ordenación del entorno portuario sigue de trompicón en trompicón entre trámites administrativos -su aprobación definitiva se prevé para finales de año-, y hasta que este documento no se cierre definitivamente no podrán arrancar los proyectos de regeneración más vistosos. Sin embargo, la Diputación ha adelantado otros trabajos que complementan el conjunto de actuaciones llamado a lograr la renovación integral de Pasaialdea. Como en una obra. Si no se puede excavar una zona, se prepara el terreno para otra.

Así se entiende que, sin haberse culminado la tramitación del plan que permite actuar sobre once hectáreas de espacios portuarios -la zona que, de momento, no se puede excavar-, el departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio ya ha invertido en dos años seis millones de euros en otro frente que también persigue la regeneración urbana, económica, social y cultural de los municipios de Pasaialdea: la estrategia de reactivación comarcal.

En los últimos dos años, mientras el Plan Especial iba completando su odisea burocrática, la Diputación se ha embarcado en una estrategia de reactivación comarcal junto con los ayuntamientos de Errenteria, Pasaia, Lezo y Oiartzun, la Agencia de Desarrollo Comarcal Oarsoaldea y Fomento de San Sebastián. En 2015 financió proyectos por valor de 1,7 millones, al año siguiente inyectó 2,2 millones y en 2017 va a gastarse otros 2,2.

Avances en accesibilidad

La tipología de actuaciones ha sido diversa, pero siempre encaminada a posibilitar la regeneración urbana, social y sostenible de los municipios de Pasaialdea. Los avances en la accesibilidad o movilidad -ascensores, bidegorris, escaleras...- han supuesto el mayor desembolso (1,8 millones), seguido de cerca por acciones de eficiencia energética como la instalación de sistemas de iluminación inteligente o de reducción del consumo del alumbrado público (1,4 millones) y por actuaciones de recuperación urbana (otros 1,4 millones). El gasto en equipamientos ha ascendido a 1,2 millones y también ha habido una dotación de 302.000 euros para la generación de empleo. Por ejemplo, este año se han destinado 150.000 euros en ayudas a la Agencia comarcal Oarsoaldea para el desarrollo de un programa de inserción laboral a parados de más de 55 años.

1,8 millones para movilidad.

Entre las partidas destinadas a la reactivación comarcal, la más cuantiosa la ha acaparado el bloque de mejoras en movilidad y accesibilidad, lo que ha incluido la construcción de bidegorris, ascensores o escaleras. El capítulo de la eficiencia energética se ha llevado 1,4 millones, como el de la recuperación urbana; y los equipamientos, 1,2 millones.

Las inversiones han imprimido velocidad al carril de la reactivación comarcal, lo que no quiere decir que el del grueso de actuaciones que habilitará la revisión del Plan Especial haya estado parado. Según avanzó ayer Marisol Garmendia -abrió el curso de verano titulado 'La regeneración y la recuperación de espacios urbanos en Gipuzkoa'-, se han realizado ya estudios previos del parking del Hospitalillo que va a pasar a ser subterráneo, proyecto que puede quedar asociado con el Centro de Innovación del Envejecimiento que se trata de ubicar en la zona. Y la semana que viene se iniciarán los primeros sondeos para el estudio de descontaminación de suelos de la Herrera.

La diputada foral se refirió así a «no solo lo que se ve, sino lo que no se ve», en referencia a trabajos que sirven para preparar futuros proyectos. Lo que sí se palpará será la renovación del Paseo de Ondartxo que arrancará en pocas semanas y urbanizará el camino que llega hasta Puntas.

Más

Fotos

Vídeos