«Ir a la universidad es un sueño que creíamos imposible»

Ikhlas Seddi y Yasmin Sidi/Lusa
Ikhlas Seddi y Yasmin Sidi / Lusa

Un programa «pionero» suscrito entre la institución foral y la UPV facilita el acceso a la universidad de jóvenes que hayan llegado a la mayoría de edad bajo medidas de protección

SONIA ARRIETA

Ikhlas Seddi y Yasmin Sidi son dos de las seis jóvenes tuteladas por la Diputación que están cumpliendo su «sueño» de cursar estudios universitarios. Un programa «pionero e inédito» suscrito entre la institución foral y la UPV busca lograr el «éxito académico» de menores tutelados.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y la rectora de la UPV-EHU, Nekane Balluerka, han presentado este viernes este acuerdo en una rueda de prensa en San Sebastián en la que han comparecido además dos de las seis chicas universitarias que, gracias a esta novedosa iniciativa, auguran que tendrán un "futuro mejor".

Ikhlas Seddi y Yasmin Sidi han relatado a los periodistas que, tras residir desde los diez años en diferentes centros de acogida de Gipuzkoa, han podido cumplir un "sueño" que creían imposible ya que, según han explicado, lo habitual en su caso hubiera sido optar por una "formación rápida" para acceder cuanto antes al mercado laboral.

Sin embargo, gracias al programa Arrakasta, las dos jóvenes se han podido matricular en la Universidad del País Vasco, concretamente en educación social y en traducción, y tener la opción de vivir en pisos compartidos igual que lo hacen muchas chicas de su edad.

Ikhlas Seddi, cuyo objetivo es trabajar en pisos de acogida como los que ella creció, ha agradecido esta "oportunidad" que le da "esperanza" para seguir adelante como "una persona cualquiera". "Nos permitirá escalar los primeros peldaños de ese futuro que creo que nos merecemos", ha señalado Yassmin Sidi, quien sueña con ser traductora en alguna institución de la Unión Europea y con tener una vida "normal", "estable" e "independiente".

Sidi ha aludido a las "situaciones complicadas" que han vivido y a los obstáculos "administrativos y económicos" que han superado gracias a este programa que facilita el acceso a la universidad de jóvenes que hayan llegado a la mayoría de edad bajo medidas de protección, es decir, en pisos o programas de acompañamiento.

«Igualdad de oportunidades»

La rectora de la UPV-EHU, Nekane Balluerka, ha defendido que "la igualdad de oportunidades entre todas las personas es un objetivo básico de una universidad pública".

Ha explicado que este programa, que la UPV-EHU plantea extender también a Bizkaia y Álava, tiene su origen en una investigación predoctoral desarrollada por Joana Miguelena que analizaba los itinerarios educativos de los menores tutelados por la Diputación e identificaba casos de éxito.

Fruto de este estudio, las dos instituciones pusieron en marcha el programa Arrakasta que, según Olano, busca "reforzar" las condiciones existentes que "resultan imprescindibles" para garantizar el éxito académico de los menores tutelados que ascienden en estos momentos a 693.

De esta manera, la Diputación llevará a cabo una detección temprana de chavales con itinerarios de educación superior y plantea también diferentes medidas económicas para favorecer su acceso a la universidad, al tiempo que realizará un seguimiento de los casos.

De la misma manera, la UPV pondrá en marcha otro proceso de acompañamiento para los alumnos a través de un tutor personal y creará un fondo para ayudar puntualmente en los gastos derivados de los estudios universitarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos