El segundo semestre del año traerá mayores inversiones

G. L. SAN SEBASTIÁN.

Si el primer semestre del año ha duplicado la licitación de obra pública del mismo periodo del año pasado, la previsión dice que, como ocurrió en 2016, la cartera de pedidos engordará considerablemente durante la segunda parte del año. De entrada, en agosto ya se ha lanzado el concurso de quienes aspiran a construir el segundo tramo del Metro -entre Miraconcha y Easo- con un presupuesto base de 71 millones de euros. Solo este trabajo, financiado por el Ejecutivo vasco, supone un tercio de todo el volumen de obra pública licitada en Gipuzkoa entre enero y junio por el Gobierno central, el vasco, la Diputación y los ayuntamientos.

En otoño, por su parte, se espera licitar -lo hará Gipuzkoako Hondakinen Kontsortzioa (GHK)- el proyecto que incluye la financiación, construcción y explotación de la segunda fase del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa. En este caso, la obra para levantar una planta de biometanización y otra de valorización de escorias se ha valorado en unos 37 millones de euros, si bien las firmas que resulten concesionarias se quedarán operando en estas infraestructuras durante 19 años, por lo que cobrarán, según el plan viabilidad, unos 6 millones anuales. La suma total ronda los 114 millones de euros.

Un tercer frente que disparará la contratación de obra pública será el del Tren de Alta Velocidad. En este segundo semestre del año se espera que Adif -dependiente del Ministerio de Fomento- licite dos tramos del nudo de Bergara. Aunque aún no se han dado a conocer los presupuestos de partida, la envergadura de los proyectos hace presagiar que se tratará de decenas de millones de euros.

Fotos

Vídeos