La joven agredida sexualmente en Zarautz es una extranjera de 16 años

Concentración celebrada este mediodía frente al Ayuntamiento de Zarautz./José Mari Lópz
Concentración celebrada este mediodía frente al Ayuntamiento de Zarautz. / José Mari Lópz

La víctima, que regresaba paseando al camping donde estaba alojada, fue abordada por un individuo que la empujó a la playa, donde la forzó

JAVIER PEÑALBASAN SEBASTIÁN.

En Zarautz han saltado todas las alarmas. Hay razones más que fundadas para la preocupación y también para la indignación. En una semana, dos jóvenes menores de edad han sido víctimas de sendas agresiones sexuales. Hoy los vecinos están llamados de nuevo a expresar su repulsa por el último ataque, ocurrido ayer de madrugada. Lo harán en el mismo escenario en el que hace seis días cientos de personas repudiaron también el atentado contra la libertad sexual del que fue víctima otra chica, cuyo presunto autor, un joven de 18 años, fue detenido y permanece en prisión. Este mediodía se ha celebrado en la plaza del Ayuntamiento una concentración en protesta por esta agresión.

La Ertzaintza mantiene abierta una operación para identificar al último de los agresores. Sucedió de madrugada. La víctima es una menor extranjera de 16 años que en torno a las 3.30 horas caminaba por el malecón en dirección a uno de los campings de la localidad, donde estaba alojada. Vecinos de Zarautz informaron a este periódico que en el trayecto, el agresor salió al paso de la menor con la que inicialmente pretendió entablar una conversación y a la que acompañó varios minutos por el paseo marítimo zarauztarra.

Las citadas fuentes indicaron que al llegar a la parte en la que termina el tramo más largo del malecón, metros antes de la zona que se conoce como 'desierto pequeño', cerca ya del restaurante Arguiñano, el varón instó a la chica a bajar a la arena. Sin embargo, la víctima se negó y el presunto violador tomó la determinación de empujarla. Así, la chica cayó sobre la playa y, seguidamente, el agresor descendió también hasta el arenal, donde forzó sexualmente a la menor de edad.

El Ayuntamiento ha convocado para hoy a mediodía una concentración

La víctima forma parte de un grupo atraído por la oferta surfera de la localidad

La Ertzaintza visiona las cámaras de vigilancia para identificar al autor del delito

Zona acotada en la playa

Tras la agresión, la víctima llegó hasta el camping, donde relató lo sucedido. Los hechos fueron posteriormente denunciados ante la Ertzaintza. La menor compareció en las dependencias policiales situadas en la avenida de Gipuzkoa. Allí, detalló lo ocurrido y aportó los datos que pudo recordar sobre el autor del ataque.

Tras la denuncia, agentes de la comisaría de Zarautz se personaron en el lugar. La zona quedó acordonada y los policías al frente del caso pidieron al personal que se encarga de las labores de limpieza de la playa que evitaran el acceso a la zona con la finalidad de preservar el lugar e impedir la destrucción de pruebas que todavía pudieran existir.

Más tarde, agentes de Inspecciones Oculares peinaron la parcela, que permanecía delimitada con una cinta de plástico, en busca de posibles vestigios que habrían quedado tras la comisión del delito.

Los policías, asimismo, efectuaron un recorrido por los establecimientos hosteleros y comerciales del malecón en busca de imágenes obtenidas por los sistemas de videovigilancia, por si alguno habría captado el paso del sospechoso.

El paseo marítimo de Zarautz cuenta con webcams, una de ellas perteneciente a la Diputación y también de alguna firma comercial relacionada con el mundo del surf. Los agentes trabajan desde ayer en el visionado de estas imágenes, por si permitieran descubrir algún rasgo que posibilite la identificación del autor.

Fuentes consultadas han indicado que la Policía busca a un individuo de cierta corpulencia y que, a tenor de lo expresado por la joven podría ser de nacionalidad española.

La menor forma parte de un grupo procedente de un país extranjero llegado a Zarautz, atraído por a oferta surfista que tiene la localidad costera.

Segundo caso

La violación perpetrada ayer se produce nueve días después de que otra menor fuera también agredida sexualmente en la localidad. Esta reiteración de delitos contra la libertad sexual ha generado gran preocupación en el municipio costero, además de una enorme indignación. El anterior ataque se produjo el martes de la semana pasada, durante la celebración de las fiestas del barrio de San Pelaio. La noche del día 26, una joven de 16 años natural de Pamplona salió con unas amigas a la zona de la Munoa, cerca del malecón, donde había programados conciertos y djs. En el transcurso de la madrugada, el grupo conoció a unos chicos, vecinos de Zarautz, con los que se alejaron de la zona de fiesta para dirigirse hacia un espacio de pabellones industriales, conocido como Salberdín, ubicado entre la estación de Euskotren y el polideportivo municipal, y que se encuentra apenas a siete minutos de distancia a pie. El presunto agresor, un chico de 18 años, poseía en esta zona un local al que se habría dirigido con la menor pamplonesa y una vez en su interior habría cometido la presunta violación.

Al igual que sucedió en el caso de ayer, la joven acudió a las dependencias de la Ertzaintza para denunciar los hechos. Gracias a la descripción aportada por la víctima, los agentes de la Policía autonómica pudieron dar con el presunto violador ese mismo día y procedieron a su detención, tras lo cual fue puesto a disposición judicial. El joven prestó declaración en el juzgado. La autoridad judicial dictó un auto en el que acordó la prisión provisional para el joven, que permanece desde el pasado martes ingresado en el centro penitenciario de Martutene.

Tras el ataque de ayer, el Ayuntamiento ha convocado una concentración de condena. El acto tendrá lugar a las 12.00 horas de hoy, frente a la Casa Consistorial. Se trata del mismo escenario en el que el pasado domingo varios cientos de personas mostraron también su repudio por la agresión sufrida por la joven pamplonesa. Se espera que al acto acudan, además de vecinos de la localidad, cargos políticos e institucionales.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos