Seguía íntimamente ligada a Gipuzkoa

Dos personas colocan un cartel que reclama el fin de la violencia machista en el Ayuntamiento. /
Dos personas colocan un cartel que reclama el fin de la violencia machista en el Ayuntamiento.

En sus redes sociales tenía colgadas varias fotos de Donostia y era aficionada a la moda, la música y el voleibol

I. V. SAN SEBASTIÁN.

Sofía Tato seguía muy vinculada al territorio que le vio nacer. Solo hay que echar un pequeño vistazo a las redes sociales de esta ama de casa que emigró a Cáceres siguiendo a su corazón para comprobar que, pese haber cambiado Villabona por Arroyo de la Luz, seguía teniendo muy presente su tierra. De hecho, su foto de perfil de Facebook está tomada en pleno paseo de La Concha y en ella aparece Sofía con gafas de sol en un día de verano. Además, en la cabecera de su página personal en la misma red social se puede ver otra instantánea del Peine del Viento con las olas del Cantábrico batiéndo la famosa escultura de Chillida, uno de los emblemas de San Sebastián.

Sofía era también aficionada a la moda, y en el plano deportivo le guataba el voleibol. Sus gustos musicales se encaminaban hacia un género poco conocido, la Batukatraka. En cuanto a los programas de televisión, sus favoritos eran 'Velvet' y 'Hermano Mayor'.

Sus convecinas en la localidad cacereña donde se afincó, y de la que además descendía, definen a la guipuzcoana como una persona alegre cuya mayor afición era ir a la piscina con sus hijas. «Era una chica muy alegre», destaca su vecina Luisa, quien añade que el matrimonio era una pareja «muy normal» y nada hacía indicar que se iba a producir «este suceso».

La camarera del bar donde Sofía solía tomar un café a diario y donde iba también «a comprar tabaco» afirmaba ayer que Sofía era, sobre todo, una mujer «entregadísima» a sus hijas y perfectamente integrada en el pueblo. Además, en Arroyo de la Luz se tenía a Sofía por una mujer «muy alegre, libre y echada para adelante».

Fotos

Vídeos