San Sebastián

Cambios urbanísticos, mejoras en el transporte, un Tambor de Oro más popular que nunca... Estos últimos doce meses han dado para mucho en Donostia

DANI SORIAZU

Un donostiarra cualquiera, pongamos de nombre Iñaki, pasea estas navidades por la vega del Urumea después de un año fuera de la ciudad. Esa sencilla caminata le hace testigo de lo que dan de sí doce meses. Empieza a andar desde Martutene, disfrutando del nuevo paseo de casi un kilómetro que discurre junto al río y que se abrió en abril, como parte final de las obras para evitar que las recurrentes crecidas inunden el barrio. Pero eso es solo el principio. Al cabo de unos cuantos metros alza la vista y ve cómo, donde hace un año solo había tierras movidas y escombros, se levantan ahora imponentes los primeros edificios en construcción de lo que será el nuevo barrio de Txomin Enea.

Con alegría, Iñaki continúa su paseo aguas abajo, hasta llegar a Loiola. En el entorno de Ciudad Jardín, movido por la curiosidad, decide meterse por la nueva trama urbana que se abrió hace escasas semanas. «La última vez aquí había un talud que separaba el barrio en dos», recuerda mientras da pasos alrededor de este entorno que incluye zonas verdes, juegos infantiles y bidegorri. Sobre su cabeza también ve por primera vez pasar los trenes que paran en la nueva y moderna estación del Topo, que se abrió en marzo.

Pero su ciudad todavía le depara sorpresas. En el trayecto a su casa en el barrio de Egia se da de bruces con el cierre del puente de Astiñene. Lleva desde agosto así, desde que se detectara una inquietante fisura en una de sus pilastras. Así que, compartiendo el enfado de sus vecinos, no le queda más remedio que continuar bordeando el Urumea por Riberas de Loiola.

En el resto de su recorrido observa cómo el tráfico en el paseo de Bizkaia es más pesado porque han convertido uno de los tres carriles en ‘carril-bus’. Aprovecha entonces para meterse en el centro por la calle Easo para ver el paso de las obras de San Bartolomé, ya sin el frontón de Arroka y con la nueva calle Estella y su entorno muy desarrollado. «¡Cómo hemos cambiado!», se dice a sí mismo con una sonrisa que solo se tuerce cuando su mirada contempla el Bellas Artes. Sigue como lo dejó.

Un nuevo barrio se levanta

Un nuevo barrio se levanta

Un nuevo barrio se levanta. Este 2017 han empezado a construirse los primeros edificios del nuevo Txomin Enea. La maquinaria avanza en la transformación urbanística del barrio, levantando las 930 viviendas previstas en la Fase 1. Además, este próximo 8 de enero está previsto que arranquen las obras del parque fluvial que convertirá la ribera del río en un lugar donde pasear, hacer deporte, descansar, jugar o acceder al cauce a través de nuevos pantalanes.

Cambios en San Bartolomé
-

Cambios en San Bartolomé

La calle Lizarra -prolongación de la calle Larramendi- es ya una realidad. Y el frontón de Arroka es historia después de que los vecinos así lo decidieran con una consulta.

Nueva imagen de Loiola
-

Nueva imagen de Loiola

Tras la puesta en marcha de la nueva estación del Topo se ha procedido a eliminar el talud que dividía el barrio en dos y se ha iniciado la reurbanización del entorno.

Cierre inesperado
-

Cierre inesperado

La detección de una fisura llevó al Ayuntamiento a cerrar el puente de Astiñene. Además de los problemas de tráfico, ha supuesto un gasto extra de 1.000 euros al día a Dbus.

El que la sigue la consigue
-

El que la sigue la consigue

El que la sigue la consigue. El nadador paralímpico Richard Oribe será el Tambor de Oro de este 2018. Los donostiarras pudieron elegir por primera vez al galardonado mediante votación entre varios candidatos.

Las fechas clave

ENERO
Donostia se quedó sin Tambor de Oro. El Pleno del Ayuntamiento no apoyó la polémica candidatura de Àngels Barceló, propuesta por las entidades privadas de la ciudad
MARZO
Los vecinos de Amara Viejo votaron por eliminar el pequeño frontón de Arroka mediante consulta popular. En su lugar irá una plaza abierta acorde a la nueva urbanización.
MAYO
Una despedregadora empieza a retirar piedras de la playa de Ondarreta. En una semana retiró el doble de cascotes que el año anterior, cuando se hizo a mano.
JUNIO
Comienzan las obras del ascensor inclinado que unirá el barrio de Morlans con Aiete. Cuando entre en servicio recorrerá 144 metros en 72 segundos a una velocidad de dos metros por segundo.
JULIO
Se abre el carril bus del paseo Bizkaia. La medida busca facilitar el tránsito de los buses hasta la estación de Atotxa. La decisión genera no pocas quejas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos