Satorralaia insta a ejercer «presión social» contra la pasante del Metro de Donostialdea

EFE SAN SEBASTIÁN.

El movimiento vecinal Satorralaia, que se opone a la construcción de la pasante subterránea del metro de Donostialdea, hizo ayer un llamamiento a ejercer «presión social» para paralizar este proyecto e insistió en que la posición del Ararteko refleja «la arbitrariedad» de sus promotores.

Dicha resolución del defensor del pueblo vasco, dada a conocer hace dos días, censura a la Diputación de Gipuzkoa su negativa a autorizar la consulta popular sobre la pasante del Metro de Donostialdea solicitada por Satorralaia, e insta a la Diputación a que, en el caso de que pretenda incluir en sus presupuestos una partida para este proyecto, «lo notifique, en tiempo y forma, a los promotores o representantes de la plataforma vecinal, de manera que puedan manifestar si mantienen la consulta o no».

Esta plataforma señaló ayer en un comunicado que presentó la iniciativa sobre la consulta popular el 13 de julio de 2016 «con el aval de 8.916 firmas» y recordó que la pregunta propuesta versaba sobre la participación de la Diputación en la financiación de la pasante.

Satorralaia consideró que la respuesta del Ararteko confirma la queja que este movimiento formuló el pasado 17 de enero en relación a la «incongruencia y falta de motivación» de la decisión tomada por la Diputación.

Ante esta situación, subrayó la «importancia de ejercer en los próximos meses la presión social indispensable» para paralizar el proyecto porque, aseguró, «los logros, si finalmente se concretan, serán fruto del esfuerzo y de la movilización popular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos