Los Sanfermines refuerzan la seguridad contra los ataques machistas

Pasai Antxo saca a las 'Brigadas Moradas' a la calle para garantizar la seguridad de las mujeres en el regreso a casa

A. LERATE/ELENA VIÑASSAN SEBASTIÁN.

Pantalones y camiseta blanca, pañuelo y fajín rojo. Atuendo listo para disfrutar de los Sanfermines. Pero para que la fiesta no se trunque, menos aún por un ataque sexista, los municipios que ya celebran uno de sus momentos más grandes del verano, refuerzan la seguridad para garantizar que no se produzcan ataques contra las mujeres.

Con 'la manada' acusada de violar en grupo a una joven de 18 años el pasado año en Pamplona, la localidad navarra prestará especial atención a la vigilancia contra los abusos sexuales. 'Pamplona libre de agresiones sexistas' es el lema de la campaña que quiere implicar a los ciudadanos en la lucha contra estos abusos machistas, además de ofrecer toda la atención que se merecen las posibles víctimas. Además de un centro de información en la plaza del Castillo, los responsables municipales han previsto que funcionen puntos de información itinerantes en los lugares de aglomeración de público, especialmente jóvenes.

El protocolo prevé tres posibles escenarios. El primero se refiere a las agresiones sexistas, es decir, todos los comportamientos de carácter intimidante como insultos, amenazas, tocamientos, acciones dirigidas a intimidar, asustar o violentar. El segundo habla de aquellas conductas delictivas de contenido sexual en las que pueda mediar o no intimidación o violencia. El tercer escenario es el de 'asesinatos sexistas y escenarios de alta gravedad', que comprende «el conjunto de acciones de naturaleza sexista y/o sexual con resultado fatal para la mujer (muerte o heridas de gravedad)», según explicó la responsable municipal. Se trata de que todos los ciudadanos, todos los participantes en las fiestas sean conscientes de que la lucha contra las agresiones sexistas es una lucha de todos.

En Pasai Antxo habrá voluntarios con pañuelos morados al cuello como personal de referenciaPamplona establece una oficina de información a la que dirigirse en caso de ser víctima de agresión

Además de reforzar la seguridad en la capital navarra, otras localidades que también celebran los Sanfermines han hecho lo propio. El espacio festivo Topagunea, en el que se integran diversos colectivos, ha puesto en marcha las denominadas 'Brigada Moreak' (en castellano, 'Brigadas Moradas'), compuestas por asociaciones, entidades y vecinos, con el fin de que «las mujeres puedan regresar a diario a casa libres y sin miedo a posibles agresiones sexistas». La idea no es nueva. Se estrenó hace un año, pero sus precursores han querido reforzarla en esta ocasión con algunas novedades.

Según explican, «además de que todas las noches se salga a las cuatro de la madrugada en grupo, haciendo ruido, como una forma de que el miedo cambie de bando y podamos volver a casa libres, hemos querido que Topagunea sea un sitio seguro para que las mujeres y toda la gente que lo necesite pueda acudir en busca de ayuda».

Para ello, en el citado espacio, situado en Gure Zumardia de Antxo, habrá siempre una persona «de referencia» portando un pañuelo morado anudado al cuello. «Se trata de una nueva figura, la responsable al cuidado de que no se produzcan agresiones sexistas. El pañuelo servirá de símbolo, permitirá reconocerle. Si cualquier mujer se siente agredida o incómoda, podrá acudir donde esa figura elegida como referente que estará siempre presente en Topagunea, donde hemos establecido varios turnos a lo largo de la jornada. Le escuchará y gestionará la situación que se produzca», señalan.

Esta no es la única iniciativa que se llevará a cabo durante los Sanfermines antxotarras para proteger a las mujeres de abusos. La asociación feminista Harremantxo, que también forma parte del Topagunea, ha creado un protocolo de actuación en colaboración con la asociación de mujeres Bekoz Beko, la Comisión de Fiestas de Antxo y los bares de la población. «El protocolo establece una serie de medidas que se llevarían a cabo en caso de que se produzcan agresiones sexistas o si llegara a ocurrir algún caso más grave», manifiestan sus responsables, quienes en años anteriores han utilizado el protocolo de otros pueblos y diversos grupos feministas.

Fotos

Vídeos