Sanción para las 17 empresas de autobuses que se repartieron el mercado en Gipuzkoa

Sanción para las 17 empresas de autobuses que se repartieron el mercado en Gipuzkoa

La Autoridad Vasca de la Competencia considera acreditado que un cártel operaba en Gipuzkoa entre 1988 y 2015, acordando los precios y repartiendo las rutas

E. VALLEJO / A. ALDAZ

La Autoridad Vasca de la Competencia (AVC) ha revelado este viernes la sanción que impondrá a las 17 empresas de autobuses y a la asociación Avitrans por repartirse el mercado de transporte de viajeros por carreteras, especialmente en Gipuzkoa durante treinta años, como ya avanzó este periódico en 2016. El total a abonar rondará el millón de euros, siendo Transportes Pesa la compañía que deberá hacer frente a una pena mayor, de 277.800 euros. Aunque la resolución puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en el plazo de dos meses.

Competencia ha señalado a través de un comunicado que considera «acreditado» que un cártel de empresas y una asociación profesional operaban en Gipuzkoa desde «al menos» el año 1988. Esto es, casi tres décadas de ‘pacto’ en las que las compañías implicadas han acordado los precios y repartido las rutas de transporte interurbano, urbano, escolar y discrecional.

La resolución en el expediente sancionador de Transporte de Viajeros de Gipuzkoa, aprobada por el Consejo de la AVC el pasado 27 de diciembre, considera que estas prácticas han supuesto «un encarecimiento de los servicios que ofrecían, con el consiguiente perjuicio para los usuarios y un cierre del mercado para otras empresas».

La investigación llevada a cabo por instructores de la AVC durante 18 meses ha permitido acreditar que en el seno de la Asociación Empresarial de Transportes Interurbanos de Viajeros de Gipuzkoa, Avitrans, se «pautaban» las formas de proceder a los asociados con el propósito de que «el precio -de los concursos públicos- alcanzara la cifra acordada». Así, «se repartieron los itinerarios», llegando incluso a establecer «un sistema para ejercer un boicot a las empresas rebeldes al cumplimiento de dichos acuerdos».

Según indicaba la propuesta de resolución a la que tuvo acceso este periódico el pasado mes de octubre, en caso de que los precios acordados no les convinieran, iban «más allá» y ordenaban a las empresas socias que no se presentaran a los concursos, «conminándoles a que los dejen desiertos».

Así se recogía en la propuesta de resolución, donde constaban extractos de acuerdos en el seno de Avitrans. Así cita, por ejemplo, en una reunión del 14 de junio de 2001: «Habrá que dejarlos desiertos las veces que sea necesario, así la Administración se verá obligada a negociar directamente con las empresas». El 16 de julio también se reconoce que «todos los importes consignados estaban por debajo de la tarifa del Gobierno Vasco, por lo que se planteó dejar desierto también este nuevo concurso».

Desde la Autoridad han explicado que las «pautas descritas y llevadas a cabo» por las empresas sancionadas afectan a diferentes segmentos del mercado de transporte de viajeros por carretera, «tanto de licitaciones públicas como de colectivos privados» y, al mismo tiempo obedecen a la existencia de «un plan único de actuación conjunta en el que puede identificarse perfectamente un mismo patrón» y un mismo objetivo: la fijación de tarifas y el reparto de los servicios de transporte en los mercados en los que se actuaba.

La investigación en la que se sustenta el expediente sancionador de Transporte de Viajeros de Gipuzkoa se inició en mayo de 2015, después de que Competencia tuviera conocimiento de una posible infracción en el mercado del transporte de viajeros por carretera, principalmente en Gipuzkoa.

El examen detallado de la información resultaba indiciario de una falta de competencia, motivo por el cual el juzgado dictó diversas órdenes de inspección que permitieron finalmente acceder a las empresas y a la asociación, y adquirir las pruebas que confirmaban «la existencia de una infracción continuada desde, al menos, 1988 hasta 2015», han explicado.

El caso recuerda al procedimiento que siguieron durante diez años las empresas que concurrieron al millonario contrato de los comedores escolares públicos entre 2003 y 2014. Fue aquel año, cuando se inició el expediente sancionador, zanjado en febrero de 2016, con una «histórica» multa de 18 millones de euros, la más alta impuesta hasta la fecha por la Competencia vasca.

Es por ello, que la AVC considera «prioritaria la lucha contra los cárteles por el daño que producen a las personas consumidoras, a las empresas, así como a las Administraciones públicas».

Al respecto, ha aprovechado la ocasión para recordar que cuenta con el Programa de Clemencia, como herramienta para «detectar la existencia de estas prácticas anticompetitivas y posibilitar su desmantelamiento por las graves consecuencias que producen en la economía».

Este programa, han indicado, permite a personas o empresas que hayan participado en un cártel aportar información sobre el mismo a cambio de «la exención total de la multa que le correspondería» e invitaron «a cualquier operador o persona física que tenga conocimiento sobre este tipo de infracciones a facilitar información en la web».

Atenuantes a Unitravel

La empresa Unitravel, la compañía que menor sanción ha recibido (3.000 euros), se ha puesto en contacto con este periódico para aclarar que su firma «se desmarca del resto de compañías, puesto que nosotros nunca hemos participado en el pacto de precios ni en nada parecido». Según señala un portavoz de Unitravel, Competencia les ha aplicado «dos atenuantes porque hemos demostrado con facturas que no aplicábamos los precios que dictaba Avitrans y porque en ningún caso hicimos boicot a otras compañías».

La sanción de la que han sido objeto, según explican, se debe a un supuesto reparto de contratos en colegios, algo que están «tratando de demostrar que no fue así, en virtud de una documentación que dispone el Gobierno Vasco» para, en su caso, interponer un recurso. Por último, recuerdan que Unitravel, una pequeña compañía con una flota de 10 autobuses, no forma parte de Avitrans desde 2014.

Más información

El caso de los comedores escolares

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos