«No sabía que había huelga, la ruta ha sido la de siempre»

«No sabía que había huelga, la ruta ha sido la de siempre»

Tres camioneros que circulan habitualmente por la N-1 se quejan del peaje pero no secundan el paro del CNTC

IRAITZ VÁZQUEZIRUN.

«Algo he oído en la radio cuando venía hacia aquí pero no sabía que había una huelga convocada». Son las palabras de un transportista alicantino que repostaba ayer gasóleo en la estación de servicio de Zaisa en Behobia, unos doscientos metros antes de cruzar la frontera con Francia. Al igual que este conductor, todos los camioneros del Estado estaban llamados a secundar la movilización convocada por el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC). Solo el desapacible tiempo interrumpió la rutina diaria de los transportistas, en una jornada en la que no se registraron incidentes.

La estación de servicio de la AP-8 en Oiartzun es un punto clave para los transportistas que atraviesan Gipuzkoa en dirección al norte y centro de Europa. Muchos optan por repostar en este punto antes de continuar con su ruta. José Antonio Muñoz y su compañero eran dos de ellos. «Hemos parado para comprar pan», matizaba este camionero de Sevilla. Este conductor que se dirigía hasta el norte de Francia, tampoco se había enterado de la movilización convocada para esta semana. «Cuando hemos parado en San Román (Araia) el responsable de la gasolinera nos ha comentado algo pero no sabíamos nada», remarcó.

Eso sí, este profesional del transporte con años de experiencia a sus espaldas se mostraba contrariado con la decisión de la Diputación de cobrar a los camiones que circulen por la N-1 a partir de la semana que viene. «No soy partidario, es una carga añadida a lo que ya pagamos». Sobre la decisión de no atravesar Gipuzkoa durante esta semana, Muñoz reconocía que «hemos estado pendientes de los carteles o de alguna señal que nos indicara que había huelga pero no hemos encontrado nada por lo que hemos seguido con la ruta habitual». Y es que durante la jornada de ayer ni piquetes ni pancartas hacían indicar a los conductores que se estaba llevando a cabo una huelga que llamaba a no circular por Gipuzkoa, por lo que muchos continuaron con el camino que realizan semana tras semana.

Una jornada en la que las retenciones volvieron a ser protagonistas en la AP-8 -autopista que llamaron a evitar desde el CNTC- por la gran afluencia de vehículos. A primera hora de la tarde la caravana de camiones de gran tonelaje llegó a alcanzar los siete kilómetros de longitud. Una imagen que ya se ha convertido en habitual los martes en Biriatou. La normalidad por tanto fue absoluta en este punto. En la N-121-A, ruta alternativa para los camioneros, no se registró una mayor afluencia de camiones. Aún así, la policía foral reforzó con una patrulla más la vigilancia en esta vía que circula entre Behobia y Pamplona por si se producen incidencias en los próximos días en esta ruta.

«Hasta llegar a Álava no he sabido que estaba convocado un paro y no he visto carteles ni nada» José Antonio Muñoz, Sevilla

«En Francia quisieron implantar un sistema igual y consiguieron echarlo atrás con las huelgas» Antoine Nogueira, Francia

Antoine Nogueira circuló durante toda la mañana desde Pau. Su meta era Bilbao pero realizó una parada a mitad de camino en Oiar-tzun. Este transportista francés sí estaba informado sobre el nuevo sistema de peaje que ha implantado la Diputación, pero no tenía noticia sobre la huelga. «No sabía nada del paro. No soy partidario de un sistema de cobro como este. Soy autónomo, no soy empresario y va a ser una carga añadida a los gastos que ya tenemos durante todo el año».

En Francia también quisieron implantar un sistema similar de arcos para que los camiones pagaran. Pero la fuerte oposición de los transportistas provocó que tuvieran que echar marcha atrás. «Se hicieron huelga. Nos apoyó todo el mundo. Incluso los ganaderos también salieron a la calle porque en cierta medida ellos también eran los perjudicados».

El transportista alicantino tenía por su parte clara la receta. «Hay que pagar por mantener las carreteras. Pero el problema es que en cada autonomía se cobra diferente. Hay que poner una viñeta unitaria para toda España como se hace en Inglaterra o Francia».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos