La robótica crea cantera en los jóvenes

Los niños participaron en diferentes torneos con robots diseñados por ellos mismos. /FOTOS MORQUECHO
Los niños participaron en diferentes torneos con robots diseñados por ellos mismos. / FOTOS MORQUECHO

Un total de 97 escolares entre 8 y 16 años participaron en este evento que fomenta la ciencia y la tecnología. El primer campeonato Gazterobotika se celebró ayer en el Frontón Astelena de Eibar

ALBERTO ECHALUCE EIBAR.

Como si de una película de la Guerra de las Galaxias se tratase, el Frontón Astelena de Eibar acogió ayer el I Campeonato de Robótica Educativa de Euskadi, denominada Gazterobotika. Robots, ordenadores, videojuegos, drones e impresoras 3D se repartieron por la cancha del frontón, para mostrar las amplias posibilidades que ofrecen estas tecnologías. 97 escolares de entre 8 y 16 años repartidos en 37 equipos participaron en el campeonato, de los cuales 36 eran de Debabarrena y uno de Urretxu. Junto a ellos, otros muchos chavales se acercaron al frontón para ver y probar todos los artilugios.

El evento incluyó talleres de videojuegos y robótica, y una zona de demostraciones, para que todos los presentes pudieran probar sus habilidades en el manejo de drones y robots, la programación, las impresoras 3D, etc. Mikel Mendizabal y Beñat del Río, de 3º y 2º de ESO, ambos de Urretxu, decían que «nos gusta mucho el mundo de los robots. Nos gustaría estudiar algo relacionado con la tecnología».

Los equipos midieron su ingenio y su destreza en las pruebas con robots que ellos mismos habían diseñado y programado en los talleres tecnológicos que se organizaron este verano en los distintos municipios de la comarca de Debabarrena. Un total de 131 chavales participaron en estos talleres, preludio del campeonato Gazterobotika.

«Una participación del 30% de chicas es un buen comienzo», indican las instituciones

Entre las pruebas se celebró una modalidad de lanzamiento de pelota, en la que los equipos participantes pusieron a prueba su ingenio y su puntería para lograr que los robots diesen en la diana con el lanzamiento de una bola lo más lejos posible. También hubo un torneo de Sumo Combat, donde el objetivo era permanecer dentro del ring y sacar del mismo al robot adversario, una carrera de obstáculos y una prueba de movimiento de cargas, de gran complejidad y técnicamente más difícil puesto que el robot debía transportar y colocar unos cubos de colores uno encima de otro en un orden dado.

Gazterobotika contó también con una zona de videojuegos en ordenador y se celebró un curioso partido de fútbol con robots enfundados con camisetas del Eibar.

Apuesta estratégica

Esta iniciativa, promovida desde el departamento de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Eibar y con un amplio respaldo de instituciones, entidades y empresas, se inscribe en la apuesta estratégica del consistorio en favor del fomento de las vocaciones 'STEAM' (Science, Technology, Engineering, Arts and Maths) entre la juventud, de una forma atractiva y basada en el trabajo en equipo. En esta dirección, el concejal del área de Economía, Alberto Albistegi, destacó que «desde el Ayuntamiento, con este encuentro, buscábamos dos objetivos: el primero era impulsar las vocaciones científicas y tecnológicas desde edades muy tempranas, su difusión en forma de estímulo y la atracción de la juventud hacia temas de contenido científico y tecnológico y, además, como una opción interesante de futuro profesional».

El segundo objetivo era también conseguir la aproximación y participación de las chicas en materias que, hasta ahora, parecían reservadas solo a los hombres, así como contar con una mayor presencia de la ciencia y la técnica en la sociedad. «Creo que una participación del 30 % de chicas es un buen comienzo», dijo Albistegi.

Se programaron partidos de fútbol, lanzamiento de pelota o sumo

El evento, que estuvo coordinado por la agencia comarcal de desarrollo Debegesa, cuenta con el objetivo de motivar a jóvenes con edades entre 8 y 16 años para que den sus primeros pasos en la robótica y la programación, impulsando además el trabajo en equipo y la resolución de problemas. Todo dentro de un proyecto educativo que tiene como objetivo despertar su interés por la ciencia, la tecnología, la ingeniería, el arte y las matemáticas (concepto STEAM). Así, Cristina Zumeta, de Debegesa, expresó que «han descendido mucho las matriculaciones en estudios técnicos y científicos, en beneficio de las Humanidades. Por eso hemos tenido que poner en marcha esta iniciativa. Somos una comarca industrial y los jóvenes se tienen que formar en estas materias para ocupar, en un futuro, los puestos técnicos en la industria».

Es por ello que el campeonato Gazterobotika irá circulando en los próximos años por los diferentes municipios de la comarca del Bajo Deba, para poder acercar la ciencia y la tecnología al máximo número de escolares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos