El tráfico retoma la fluidez tras una mañana de retenciones en Gipuzkoa

Retenciones entre Irun y Biriatou.
Retenciones entre Irun y Biriatou. / FERNANDO DE LA HERA

Además de en el peaje de Irun, se han registrado dificultades en la bajada de Orio y en la conexión con la AP-1 en Elgoibar

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

La Operación Salida de agosto ha arrancado este sábado con las habituales retenciones en la AP-8, la principal vía de tránsito de Gipuzkoa. Desde primera hora de la mañana se han producido dificultades en el punto más conflictivo, el peaje de Irun en dirección Donostia, desde donde las colas han llegado hasta el paso fronterizo de Biriatou y continuaban en la A-63 francesa, según informaba el departamento vasco de Seguridad. A las 8.30 horas, el tráfico en los 7,5 kilómetros que separan los peajes de Irun y Biriatou avanzaba a cuentagotas por la acumulación de vehículos procedentes de Europa que se dirigen a pasar sus vacaciones a la Península o el norte de África.

A esas horas también se registraban ligeras retenciones a la altura de las estaciones de servicio de Hernani y Deba en sentido Bilbao, por la intensidad de vehículos que deseaban acceder a estas instalaciones, lo que ha obligado a la Ertzaintza a regular el acceso a estos puntos para evitar afecciones al tráfico rodado.

A medida que avanzaba la mañana, los problemas en la frontera se han ido reduciendo, hasta que han desaparecido hacia las 12.30, momento en el que la circulación ha vuelto a ser fluida y los mayores atascos se han trasladado a Álava y a la salida de Bizkaia hacia Cantabria, según la Ertzaintza.

En medio, han aparecido puntualmente otros focos conflictivos. A mediodía, mientras las retenciones en el peaje de Irun se habían reducido ya hasta los 2 kilómetros, se registraban retenciones de más de dos kilómetros en la bajada de Orio, donde la vía se estrecha de tres a dos carriles, y en el enlace de la AP-8 con la AP-1 en Elgoibar. No obstante, estas complicaciones no se han prolongado durante demasiado tiempo.

Fuera de Gipuzkoa, también se han registrado retenciones de diversa consideración en el enlace de la A-1 con la AP-1 en Armiñón (Álava), dirección Burgos, y en la AP-1 en Bizkaia, en el peaje de Etxabarri Ibiña, sentido Vitoria, al igual que en el acceso de la N-622 a la A-1, sentido Madrid.

Más allá de las esperadas retenciones, la mañana ha transcurrido tranquila sin que a mediodía hubiera constancia de accidentes.

57.000 vehículos hoy

La primera jornada de la Operación Salida transcurre según lo previsto. Las carreteras vascas, y las de Gipuzkoa en particular, se enfrentan este fin de semana a unas de las jornadas con más afluencia de tráfico del año. Bidegi, la agencia dependiente de la Diputación de Gipuzkoa encargada de gestionar la Ap-8 y la Ap-1 en su tramo guipuzcoano, espera que 159.100 vehículos circulen por estas vías entre el sábado y el domingo.

El mayor tránsito de vehículos se espera hoy sábado desde Francia, cuando la agencia espera un tráfico cercano a los 57.000 vehículos en ambos sentidos. A lo largo del fin de semana, calcula que 112.300 coches circularán entre Biriatou y Donostia y 46.800 en sentido contrario.

A la vista de estos números, Bidegi ha reforzado el dispositivo para mantener abiertas las trece cabinas del peaje de Irun durante el fin de semana. Ocho cabinas atienden el tráfico proveniente de Iparralde-Francia y cinco al que se dirige hacia Behobia. Todas las cabinas contarán con personal para agilizar el paso, resolver al momento cualquier eventualidad y evitar, en la medida de lo posible, los tiempos de espera que se puedan generar. Los pasos están habilitados para aceptar el pago mediante el dispositivo Abiatu, tarjetas de crédito y débito, en metálico o con los sistemas de Vía T. También se reforzará el peaje troncal de Zarautz.

La agencia foral también informa de que ha instalado dos paneles informativos entre Behobia y el peaje de Irun, sentido Donostia, en euskera, castellano, francés e inglés, señalando las tarifas, a fin de que «el usuario que decida abonar en metálico pueda tener preparado el importe exacto». También han explcado que la tarifa se «ha redondeado a la baja», de 2,43 euros a 2,40 euros a fin de facilitar los cambios y agilizar los tránsitos. Esta tarifa está en vigor desde el pasado 21 de julio hasta el próximo 3 de septiembre, ambos incluidos.

Fotos

Vídeos