Comienzan en Biriatou las retenciones por la operación salida

Imagen del atasco que se produjo en Biriatou en Semana Santa. / DE LA HERA

Las colas en el paso fronterizo han alcanzado los siete kilómetros en sentido Baiona en vísperas de uno de los fines de semana de más movimiento

SONIA ARRIETASan Sebastián

Las complicaciones en Biriatou empiezan a crecer en vísperas de uno de los fines de semana de más movimiento del año. Las retenciones en Biriatou alcanzan los siete kilómetros sentido Baiona y todo parece indicar que no es más que el preludio de lo que se avecina para el sábado. Durante la mañana del viernes el paso por la frontera no ha traído problemas para los conductores, aunque a partir de las cinco de la tarde se han empezado a registrar colas. En apenas hora y media se ha pasado de tres kilómetros de retenciones a siete y, según han apuntado desde el servicio de prensa de la Ertzaintza, un accidente en la zona francesa ha podido contribuir a agravar aún más la situación, aunque este extremo no ha podido ser confirmado del todo.

Las carreteras guipuzcoanas llevan semanas registrando un incesante flujo de vehículos en la autopista AP-8 en dirección al sur de la península y al Magreb. Un goteo constante de coches que solamente ha sido el preludio de lo que se avecina este fin de semana en las principales vías de Gipuzkoa. Bidegi espera que estos últimos días de julio, en los que se junta la operación salida de agosto con la ‘llegada’ de julio, cerca 160.000 turismos pasen por el peaje de la autopista de Irun en ambas direcciones. El día de mayor tránsito será el sábado con 57.000 pasos por el paso fronterizo. Una circunstancia que puede provocar retenciones en uno de los embudos de la red viaria del territorio.

Más información

Desde la agencia foral encargada de gestionar la AP-8 y la AP-1 en su tramo guipuzcoano subrayaron ayer que de los 159.100 vehículos que circulen por el peaje de Irun, la mayor parte lo harán en dirección a San Sebastián. La mayoría suelen proceder del centro y norte de Europa y van hacia Algeciras o Portugal. Así, 112.300 vehículos llegarán procedentes del otro lado de la muga, y 46.800 circularán en sentido Francia.

Se prevé que la jornada de mayor flujo de vehículos sea el sábado, día en el que se espera el paso de unos 57.000 coches en ambos sentidos. Además, señalan que este año al caer el último día de julio y el primero de agosto en lunes y martes la operación salida también se puede extender a esos dos días, por lo que los problemas en el tráfico pueden prolongarse.

Prevención

Por otro lado, desde la agencia foral también advierten de que el flujo puede verse afectado por los controles en Biriatou y recomienda estar informados en la página web de Tráfico del Gobierno Vasco www.trafikoa.eus, en Twiter (www.twiter.com/trafikoaejgv), en el teléfono 011 y en la web de Bidegi.

El año pasado, el 30 de julio, sábado, se llegaron a registrar retenciones que alcanzaron los siete kilómetros de longitud. Se tuvo que cortar de manera puntual el acceso a las gasolineras de Hernani y de I-tziar para evitar que la autopista se colapsara.

Fotos

Vídeos