Un respiro para un presupuesto de 491 millones de euros

A. A. SAN SEBASTIÁN.

El Gobierno Vasco cuenta con que el respiro de la demanda de la RGI permita llegar a fin de año ajustados al presupuesto destinado a la prestación, 491 millones de euros para este año en Euskadi, incluida la partida para la Prestación Complementaria de Vivienda, la ayuda al alquiler de 250 euros que se concede a los beneficiarios de la renta de ingresos. La reforma que ha lanzado el Ejecutivo bipartito del PNV y PSE, y que será objeto de debate parlamentario a partir de septiembre, lleva tatuada la condición de mantener la sostenibilidad financiera del sistema. Mejorar las prestaciones a colectivos como a las familias pobres con hijos, y a la vez no superar ese techo de gasto, implica hacer números. El documento presentado eleva la cuantía de las prestaciones respecto a la situación actual pero no hay que olvidar que se viene aplicando el recorte del 7% aprobado en 2012. La idea del Ejecutivo, además, es suprimir el índice de referencia del Salario Mínimo Interprofesional, y ligar la evolución de la nómina de la RGI a los Presupuestos. Este año, el Gobierno no ha aplicado la subida del 8% del SMI, una decisión que ha sido criticada por colectivos sociales y por partidos de la oposición.

Fotos

Vídeos