Repulsa por las últimas agresiones en Vitoria y Tudela

«No siempre es no» tuvo que recordar ayer la ciudadanía de Vitoria, que celebra estos días sus fiestas de La Blanca, en la concentración convocada en repulsa por la violación a una joven el pasado domingo, y en la que pidieron «respeto» hacia las mujeres. Lamentablemente, la lista de agresiones suma y sigue. Ayer mismo, un vecino de Murchante de 21 años fue detenido por la Policía Foral como presunto autor del caso de abuso sexual denunciado por una joven durante las fiestas en Tudela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos