Con más estudios, menos renta y más longevas, perfil de las mujeres vascas

Eustat publica 'Igualdad de mujeres y hombres en la Comunidad Autónoma Vasca de Euskadi 2018' con motivo de la celebración del 8-M

DV

Las mujeres vascas tienen un nivel de estudios superior al de los hombres, perciben una renta personal un 40 % inferior al de los hombres, su esperanza de vida alcanza los 86 años, 8 más que los hombres, aunque tienen peor salud, según una estadística dada a conocer este jueves por el Eustat. Este estudio elaborado con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer analiza cinco ámbitos: población, trabajo, ingresos, salud y educación.

En el capítulo de ingresos, llama la atención que la renta personal media de las mujeres entre 2001 y 2015 ha sido más baja que la de los hombres. De hecho en 2015 la renta personal de las mujeres era un 40 % inferior (15.175 euros frente a 25.152 euros).

Además las mujeres sin renta suponían el 14,6 %, cuatro puntos porcentuales por encima de los hombres (10,3 %) en 2015, año en que una familia sustentada por un hombre tenía unos ingresos medios de 45.180 euros, mientras que si era mujer se reducía a 35.578.

En el ámbito educativo se dan grandes diferencias entre sexos ya que en la enseñanza universitaria las mujeres apenas eligen carreras de ingeniería y se inclinan más por ciencias de la educación y ciencias de la salud, seguidas de ciencias sociales y jurídicas.

Las ocho titulaciones elegidas mayoritariamente por las mujeres son Educación Primaria, Enfermería, Administración y dirección de empresas, Medicina, Educación infantil, Psicología, Derecho y Educación social.

El estudio también destaca que actualmente hay más mujeres que han finalizado estudios universitarios que hombres, que el abandono escolar prematuro es mayor en los chicos que en las chicas y que las tasas de graduación en ESO y bachiller así como en estudios universitarios son superiores en las mujeres.

En cuanto a la población, el Eustat ha indicado que a 1 de enero de 2017 era de 1.119.441 mujeres y 1.056.378 hombres. La esperanza de vida al nacimiento de las mujeres era de 86 años en 2015 y está por encima de la media europea, mientras que la de hombres era de 80 años, una diferencia de 6 años que tiende a disminuir.

La tasa de natalidad en el año 2016 era de 8,4 nacimientos por mil habitantes, por debajo de la media europea (10 por mil en 2015). De las 90.048 familias monoparentales que había en 2015, casi 9 de cada 10 estaban al cargo de mujeres.

En el ámbito laboral, el estudio confirma que el ritmo de incorporación de los hombres al trabajo doméstico es más lento que el ritmo de las mujeres al trabajo remunerado. También señala que muchas mujeres se incorporan al trabajo remunerado en peores condiciones que los hombres y que los sectores de actividad feminizados no suelen presentar buenas condiciones laborales.

En el campo de la salud, se observa que las mujeres viven más años pero no tienen mejor salud que los hombres. Los años vividos con mala salud fueron 13,3 para las mujeres y 10,3 para los hombres en 2013. En las mujeres, tras la hipertensión y el colesterol elevado, las enfermedades crónicas más frecuentes son la artrosis, el dolor dorsal y el cervical. Además la salud mental ha empeorado muy significativamente en las mujeres al crecer casi 7 puntos porcentuales en 10 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos