La renovación del peaje de Irun tendrá un presupuesto de 5,3 millones

La obra incluye la renovación total del equipamiento del sistema de cobro de las catorce vías

EFE

Bidegi ha sacado a licitación el proyecto de renovación del área de cobro de Irun-Barrera, de la AP-1/AP-8, con un presupuesto de 5,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 16 meses.

Según ha informado la Diputación de Gipuzkoa en un comunicado, la obra incluye la renovación total del equipamiento del sistema de cobro de las catorce vías, cuatro vías fijas en cada sentido y otras seis reversibles que se adaptarán en función del tráfico. Además, se incorporará tecnología de última generación que permitirá el paso de hasta mil vehículos hora por cada una de las vías destinadas a los usuarios que dispongan un dispositivo TAG compatible como son Abiatu o Via-T.

El peaje entrará en funcionamiento en 2018 y estará preparado para el sistema AT para el cobro de los vehículos pesados que opten por seguir utilizando la N-I y Etzegarate.

Reforma de las vías

Gracias a la nueva distribución de las vías, en momentos como las operaciones de salida o retorno se podrán configurar hasta diez vías en un solo sentido. Además, todas ellas estarán preparadas para operar de forma manual, aunque el objetivo es que la mayoría funcionen exclusivamente para el dispositivo TAG.

Se prevee que, en las vías donde se pague manualmente, el tránsito será de unos 525 vehículos por hora por la necesidad de parar para operar con la tarjeta y en las atenidas por personal en cabina será de 275 por hora.

En estos momentos, más del 75 % de los tránsitos de la autopista se realizan de modo automático bien mediante un dispositivo TAG (50 %) o tarjeta bancaria (25 %) y sólo el 25 % opta por el pago en metálico.

Fotos

Vídeos