Renfe incorpora en Gipuzkoa a 9 maquinistas para solucionar las supresiones en Cercanías

Dos trenes de Cercanías Renfe se cruzan en la estación de Lezo-Errenteria./ARIZMENDI
Dos trenes de Cercanías Renfe se cruzan en la estación de Lezo-Errenteria. / ARIZMENDI

Los trabajadores llegan esta semana, pero necesitan dos meses de formación sobre el tipo de tren y el trazado antes de empezar a conducir

AMAIA CHICOSAN SEBASTIÁN.

Los trastornos en la línea de Cercanías de Renfe en Gipuzkoa por la falta de maquinistas tienen ya una solución sobre la mesa, aunque su efecto práctico tardará aún algunas semanas en notarse. La empresa ferroviaria va a reforzar la plantilla con nueve trabajadores que llegarán esta misma semana al territorio, pero que no podrán ponerse a los mandos de los trenes hasta dentro de uno o dos meses, cuando completen la formación específica sobre los vehículos utilizados y el trazado de la línea Irun-Brinkola.

El comité de empresa de los trabajadores en Gipuzkoa, que denunció hace unas semanas la situación, es también quien explica ahora con satisfacción la respuesta, aunque sea «para ir tirando» en el corto plazo, dada por Renfe para evitar las 4 o 5 supresiones de trenes que se siguen produciendo cada día. «Es un paso», se congratula Rafael Puerta, aunque augura que la falta de renovación de la plantilla acumulada durante décadas, desde «la fuerte entrada de gente en los 80», probablemente haga insuficientes estas contrataciones en el medio plazo, cuando se vayan jubilando los maquinistas más veteranos.

Los conductores que reforzarán la «residencia» de Gipuzkoa proceden de la lista estatal de «150 becarios de conducción» que aprobaron las oposiciones de Renfe y que ahora van a ser repartidos, en función de las necesidades, por toda España. Gipuzkoa, con esas nueve incorporaciones, es una de las provincias que más maquinistas recibirá por detrás de Madrid o de Murcia. La prueba evidente para Puerta de la «necesidad que existía».

Los nuevos trabajadores, explica, «son chavales jóvenes, que ya tienen la titulación de maquinista homologada por el Ministerio de Fomento, y que son los que mejor nota obtuvieron en las últimas OPE convocadas». Entraron a formar parte de una bolsa de trabajo, y ahora Renfe echa mano de ellos para que se incorporen a los diferentes destinos. Pero antes de conducir las unidades de Cercanías de Gipuzkoa, «tienen que recibir formación sobre la señalización o características del trazado, que por ejemplo aquí tiene la peculiaridad de que se conduce por la izquierda», explica el presidente del comité de empresa. «Y familiarizarse con los vehículos porque no es lo mismo un tranvía, que un cercanías de dos pisos en Madrid, o que una unidad de Gipuzkoa».

La escasez de maquinistas ha llevado a suprimir 4 o 5 frecuencias diarias en la línea Irun-Brinkola

«Los becarios de conducción forman parte de la lista estatal de 150 que superaron la OPE»

Ese periodo formativo puede extenderse dos meses, indica Puerta. Y en ese ínterin, reconoce, seguirán produciéndose incidencias en el servicio, aunque la empresa nos pide «buena voluntad» para minimizar en lo posible las afecciones. Los trabajadores defienden que han mostrado esa voluntad desde el principio, cuando en septiembre el servicio, con 80 trayectos diarios en cada sentido, se empezó a resentir por la escasez de personal.

Mientras la empresa y el comité de trabajadores continúan con sus reuniones, la solución definitiva a este problema está encarrilada aunque todavía se requerirán varias semanas para que el servicio se restablezca al completo. Porque Renfe aseveró en su día que no tiene intención de reducir el servicio de Cercanías que presta en Gipuzkoa.

Fotos

Vídeos