Remolcado hasta Mutriku el barco que hace la ruta del flysch

Momento en el que el barco del Flysch hace su entrada en el puerto de Mutriku, remolcado. / DV
Momento en el que el barco del Flysch hace su entrada en el puerto de Mutriku, remolcado. / DV

Sufrió una avería y quedó sin gobierno cerca del puerto cuando realizaba la visita turística por el Geoparque

G. L. SAN SEBASTIÁN.

El barco que realiza la ruta del flysch, entre Zumaia y Mutriku, tuvo que ser remolcado ayer hasta el puerto de esta última localidad tras sufrir una avería y quedar sin gobierno. Viajaban a bordo una docena de turistas, apuntados a las excursiones que organiza Geoparkea para conocer la costa desde el punto de vista geológico y cultural. El incidente tuvo lugar pasadas las seis de la tarde y el primer aviso lo recibió la sede de Euskadiko Kirol Portuak (EKP) de Mutriku, que envió un yate a remolcar la embarcación averiada. Poco después, fue necesaria la presencia de un barco de mayor eslora para ayudar a meter al puerto la nave. La operación, seguida desde el espigón por varios curiosos, se llevó a cabo sin complicaciones y los turistas pudieron desembarcar en el pantalán de Mutriku, donde la excursión realiza un parón de aproximadamente 45 minutos para visitar el puerto y el casco histórico, declarado Conjunto Monumental.

La visita sobre el barco incluye explicaciones sobre los principales rasgos del flysch y sobre las formas de vida y tradiciones que antaño fueron más importantes: la construcción naval en Zumaia, el comercio en Deba y la pesca de la ballena en Mutriku. Ayer, debieron ser interrumplidas por el inesperado percance sufrido cuando el barco se aproximaba ya a Mutriku.

El barco tuvo que quedar anclado en el puerto a la espera de ser reparado para poder continuar con uno de los planes turísticos más atractivos que ofrece el territorio y que gestiona la asociación Geogarapen, compuesta por los ayuntamientos de Zumaia, Deba y Mutriku.

Fotos

Vídeos