Remiten al Gobierno central el Plan Especial de Ordenación

G. L. SAN SEBASTIÁN.

El área donde las máquinas ya trabajan para construir la pasarela Herrera-Trintxerpe se separó en términos de planeamiento urbanístico de una extensa zona geográfica de 77 hectáreas que debía ser objeto de la revisión del Plan Especial de Ordenación de la zona de servicio del Puerto de Pasaia. Bajo el argumento de que la transformación no iba a alterar la ordenación anterior, las instituciones implicadas en la regeneración lograron dejar este reducto libre de la densa tramitación que debía aplicarse al resto de la superficie. Ahora, esa travesía administrativa está a punto de culminar con el envío del documento revisado del Plan Especial a Puertos del Estado, entidad dependiente del Gobierno central.

La Diputación de Gipuzkoa se ha encargado de la tramitación del documento y el último paso ha sido la recepción de la autorización ambiental por parte del Gobierno Vasco. La institución foral espera que la aprobación definitiva del documento pueda darse en otoño, tras recibir el plácet de Madrid. Será entonces cuando puedan empezar a ponerse en marcha los proyectos que den continuidad a la obra inicial entre Herrera y Trintxerpe.

No obstante, desde el departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio, la diputada foral Marisol Garmendia señala que «ya estamos adelantando algunos trabajos para tenerlos avanzados cuando se apruebe definitivamente el Plan Especial». Cita, por ejemplo, «estudios previos, estudios geotécnicos y de descontaminación de suelos» en el actual parking del Hospitalillo, epicentro de la regeneración de la bahía con una gran plaza a la que seguirá un paseo junto a la lámina de agua hacia la lonja de San Pedro.

Fotos

Vídeos