Remiten las altas temperaturas

A media tarde se registró una pequeña galerna en el litoral./FOTOS SARA SANTOS
A media tarde se registró una pequeña galerna en el litoral. / FOTOS SARA SANTOS

La nubosidad irá hoy en aumento y mañana podrían producirse chubascos

IGNACIO VILLAMERIELSAN SEBASTIÁN.

De más a menos. Así fue la evolución del mercurio ayer en los termómetros guipuzcoanos. Una jornada que amaneció muy calurosa, también la madrugada lo había sido, y que continuó tórrida hasta el mediodía, entre otras cosas porque durante las primeras horas el viento picó del sur en el interior y del suroeste en el litoral.

Por la tarde, el giro del viento al norte hizo que las temperaturas se suavizasen y aparecieron algunas nubes bajas en la mitad norte, donde se registraron pequeñas galernas. Además, antes de ponerse el sol, crecieron nubes de evolución en el interior, que dejaron algún que otro chubasco tormentoso. El día comenzó por tanto plenamente veraniego y terminó más bien otoñal.

Para la jornada de hoy, según Euskalmet, está previsto que aumente la nubosidad y bajen algo las temperaturas debido a que el viento soplará de componente norte. La tónica de la jornada será el intervalo de nubes bajas, sobre todo a primeras horas, mientras que durante la segunda mitad del día crecerán nubes de evolución. Por la tarde-noche podrían producirse chubascos tormentosos de consideración.

Temperatura máxima

33 grados se registraron ayer en Arrasate, según Euskalmet.
Esa fue la máxima de Gipuzkoa, mientras que en Miramón (Donostia) el mercurio se quedó en los 29,3 grados. Hoy está previsto que las máximas no sean tan altas.

A pesar de todo esto, durante la mayor parte de la jornada se alternarán las nubes con los claros en los cielos guipuzcoanos, por lo que los amantes de la playa podrán disfrutar al menos de un buen paseo por la orilla, con temperaturas máximas que pueden llegar a alcanzar los 25 grados en la costa y rondar los 30 en puntos del interior. En la mar, el viento será variable, con predominio de componente oeste con fuerza 2 durante la madrugada, aunque por la mañana se fijará del nordeste con fuerza 3. Ello hará que se origine marejadilla y la mar de fondo del noroeste puede levantar olas que tendrán en torno a un metro de altura.

«Mañana tiende a empeorar»

Mañana la nubosidad aumentará y el tiempo tenderá a empeorar, con intervalos de nubes bajas en la mitad norte y con posibles chubascos durante la segunda mitad del día. El viento seguirá invariable, soplando de componente norte por lo que las temperaturas, aunque podrían bajar un poco, apenas variarán.

El viernes, el día comenzará con nubes bajas, pero a medida que avance la jornada aumentará la nubosidad de evolución, sin descartarse algunos chubascos o tormentas ocasionales por la tarde. Un tiempo que no está previsto que mejore durante el fin de semana, cuando pueden producirse más lluvias aún.

Más

Fotos

Vídeos