La tramitación de la regeneración de Pasaia llega a su fin

Una madre con su hijo comprobaba ayer la evolución de la obra de la pasarela ciclista-peatonal que unirá Herrera y Trintxerpe./ARIZMENDI
Una madre con su hijo comprobaba ayer la evolución de la obra de la pasarela ciclista-peatonal que unirá Herrera y Trintxerpe. / ARIZMENDI

Puertos del Estado da su visto bueno al Plan Especial que la Diputación aprobará en su consejo del martes. El documento destina 7,9 hectáreas a espacios libres para uso ciudadano y contempla 67.700 metros cuadrados de edificios con nuevas actividades económicas

GAIZKA LASA

El refrán ya advierte a qué velocidad avanzan las cosas de palacio, y como el que se quiere construir en Pasaia es de los más ambiciosos que conoce Gipuzkoa en las últimas décadas, el asunto ha ido despacio. Hablamos de la regeneración urbanística -también social y económica, pero primero urbanística- del entorno de la bahía de Pasaia, un palacio que antes de empezar a construirse necesita sus permisos y planos. Ha tardado dos años y medio en conseguirlos, pero ya los tiene.

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Pasaia aprueba mañana las últimas modificaciones del Plan Especial de Ordenación de la zona de servicio del Puerto de Pasaia: los dichosos planos que indican por dónde se puede extender el palacio y por dónde no. El último organismo en introducir cambios en el denso documento ha sido Puertos del Estado, dependiente del Ministerio de Fomento. Según ha podido saber este periódico, su aportación se ha limitado a aspectos muy técnicos que no alteran sustancialmente el contenido del texto.

Sin embargo, su visto bueno era preceptivo para que el plan pudiera llegar a la meta tras una travesía que se inició el 17 de septiembre de 2015 en el mismo consejo de administración del Puerto, donde se aprobó la formulación de la revisión del Plan Especial de Ordenación de la zona portuaria. En realidad, la de mañana será su penúltima etapa, aunque se solapará prácticamente con la última y definitiva. La APP tiene que aprobar cualquier variación del plan como formulador del mismo, y es lo que hará mañana; pero la aprobación definitiva será decretada por la Diputación Foral de Gipuzkoa -competente de la tramitación del plan- el próximo martes en el consejo de Gobierno foral.

Los datos

30
Meses
30
ha durado la tramitación del Plan Especial desde que el 17 de septiembre de 2015 se formuló la revisión del documento.
El espacio dedicado a almacenes para usos portuarios (46
000 en La Herrera y 51.000 en el resto del puerto).
97.000
Proyectos
Euskadi Etorbidea (Trintxerpe)
Entre el edificio de Correos y el edificio Ciriza se propone una anchura de calle de 30 metros, similar a la de la Avenida de la Libertad de Donostia.
Hospitalillo
El parking de coches pasa a estar soterrado y sobre él se quiere construir el centro de referencia en envejecimiento.
Muelle
Zona destinada al paseo al borde de la lámina de agua, libre de todo obstáculo y con pavimento nuevo y establecimientos terciarios.

El consejo del Puerto de Pasaia aprobará mañana los cambios antes de remitir el plan a la Diputación

El texto cita como objetivos mejorar la paseabilidad o generar parcelas para usos terciarios y dotacionales

El proceso de participación ciudadana ha introducido las variaciones más destacadas del documento

Será el mayor hito en la historia de la regeneración de Pasaia. Supondrá contar ya con un documento que recoge el nuevo planeamiento de la zona portuaria y, sobre todo, habilita el conjunto de actuaciones que se acometerán durante los próximos años para la transformación urbana, social y económica de una de las áreas más degradadas de Euskadi.

El nuevo plan destina 7,9 hectáreas a espacios libres para uso ciudadano donde a partir de ahora se proyectarán nuevas actuaciones llamadas a restaurar el entorno portuario. Entre los objetivos generales del Plan Especial figuran «mejorar la paseabilidad, accesibilidad y cohesión del área urbana; diseñar zonas de esparcimiento adaptadas; dotar a los espacios verdes con vegetación, y mantener la adecuada salubridad y calidad paisajística».

Encuentro puerto-ciudad

Otro de los criterios que ha primado en la redacción del documento ha sido el de «resolver el encuentro puerto-ciudad generando espacios de uso público y parcelas para usos terciarios y dotacionales». Contempla asimismo 67.700 metros cuadrados de edificios que pueden albergar nuevas actividades económicas, con clara vocación de que la regeneración sea integral y contribuya a la generación y reparto de riqueza.

La nueva ordenación de espacios que será ratificada definitivamente el martes permitirá destinar amplias zonas a plazas, jardines y anchos paseos. Sin la aprobación del Plan Especial no se podría, por ejemplo, proceder al soterramiento del parking del Hospitalillo, ni construir sobre el mismo el centro de referencia en envejecimiento, con sus 100 habitaciones y 20 apartamentos tutelados, aunque para ello sea preciso pedir, además, la desafectación del suelo.

Sin este texto tampoco se podría incorporar el muelle de Trintxerpe al tejido urbano desde una perspectiva lúdica, con anchos paseos que unen el muelle de Hospitalillo con el jardín-mirador que se situará en la cubierta de la lonja de San Pedro. Esta franja estará puntualmente interrumpida por pequeños edificios destinados a alojar establecimientos de usos terciarios, dispondrá de pequeñas terrazas adosadas y animará el recorrido al lado de la lámina de agua. Todo ello habilita el nuevo Plan Especial.

La tramitación de los nuevos planos que delimitan las futuras obras de regeneración se ha alargado más de lo que la propia Diputación hubiera deseado. La diputada foral de Movilidad y Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia, firmó en enero del año pasado la aprobación provisional del documento, pero tal es la dimensión del palacio, que después han tenido que venir la declaración ambiental pertinente -por parte del departamento foral de Medio Ambiente- y los informes favorables de la dirección de Costas del Gobierno central y de la entidad Puertos del Estado. Total: un año y tres meses.

Las administraciones implicadas no han variado la letra gruesa del documento, cuyas modificaciones más significativas han llegado del proceso de participación ciudadana que arrancó en mayo de 2016 y se prolongó durante varios meses.

La principal conquista ciudadana hace referencia a los usos y alturas de los pabellones que se construyan frente a Euskadi Etorbidea, la arteria principal de Trintxerpe. La revisión del plan inicial ha limitado, por un lado, la altura de estos edificios -un máximo de once metros desde la citada calle- para alinearlos con las viviendas de los vecinos pasaitarras y evitar así un frente hostil de pabellones que dé la espalda a la ciudad. Por otra parte, las alegaciones han habilitado el uso de actividades económicas y terciarias en unas instalaciones que inicialmente se reservaban para necesidades logísticas del Puerto.

Según los redactores del proyecto, la dimensión de los bloques quedará mejor integrada en el entorno urbano. Sus características físicas, que permiten albergar oficinas acristaladas o comercios al pormenor, se alejarán del aspecto tosco propio de las naves industriales. Y darán pie a empresas o asociaciones para revitalizar económica y socialmente la zona portuaria.

La otra gran aportación de los agentes sociales tiene que ver con el tráfico de vehículos pesados por Trintxerpe camino a la lonja de San Pedro. En virtud del nuevo Plan Especial, se desviarán por el interior del Puerto a la entrada del municipio y volverán a salir a Euskadi etorbidea a la altura del muelle de Hospitalillo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos